Despliega el menú
Huesca

HUESCA

Francia cierra el paso del Portalet por segunda vez en menos de 24 horas debido a la nieve

Los equipos que se ocupan de su limpieza acabaron la campaña el pasado día 11 y ahora deben venir de más lejos.

Tras un breve cierre en la mañana del sábado, apenas 15 horas mantuvo Francia abierto el paso fronterizo del Portalet, que volvió a cortarse al tráfico sobre la 1 de la madrugada de ayer. Las causas, de nuevo, la acumulación de nieve y la falta de limpieza.

Según explicó ayer María Antonia Guillén, que regenta con su marido la venta Anayet, uno de los once comercios que abren sus puertas junto a la frontera, se desconoce cuándo podrá reabrirse el paso, puesto que los equipos franceses de vialidad invernal que trabajan en la zona terminaron la campaña el 11 de abril. Así, son los operarios de Laruns los que deben acudir a despejar el tramo de la carretera RD-934 afectado por las nevadas, que en los últimos días han sido copiosas.

Cada vez que se repite esta situación, Guillén llama al centro de dicha localidad para informarse, pero ayer, al ser domingo, nadie le atendió. No obstante, no esperaba que la vía se abriera al tráfico al menos hasta hoy.

Precisamente, ha sido en esta recta final de la campaña invernal, en un momento en el que ya nadie lo esperaba, cuando se han registrado los mayores problemas en las vías de comunicación con el país vecino.

En el último mes se han producido numerosos cierres tanto en el Portalet como en Somport. De hecho, el periodo más crítico de toda la temporada se produjo ya en primavera. El 24 de marzo, Francia cortó el primero de estos puertos, en medio de un fuerte temporal de frío, viento y nieve. Entonces argumentaron que el manto blanco que cubría la calzada no podía limpiarse debido al riesgo de aludes. La vertiente norte no se reabrió hasta una semana después, el 31 de marzo.

Pero mientras, el 27 de ese mes, la nieve y el peligro de avalanchas obligaron a cortar el puerto de Somport, e incluso el túnel internacional permaneció cerrado casi 24 horas, desde la tarde del día 27 hasta el mediodía del 28. En el caso del puerto de montaña, hubo que esperar hasta la mañana del 30 de marzo para que los vehículos pudieran volver a transitar por la RN-134. Es decir, durante casi un día la única posibilidad de franquear el Pirineo por la provincia de Huesca fue utilizar el túnel de Bielsa, que desde el 14 de marzo ya no se cierra en horario nocturno en la parte francesa.

"Este invierno casi no se ha cerrado (el Portalet) porque no ha nevado", recordó María Antonia Guillén. De hecho, el primer corte no se registró hasta el 11 de enero. Al día siguiente se permitió de nuevo el tránsito. El 5 de marzo se repitió la historia, con otro cierre de un día.

El penúltimo capítulo de los problemas en este puerto llegó en la noche del pasado viernes, cuando la vertiente gala se mantuvo cortada por la acumulación de nieve en la calzada hasta las 10.30 del sábado.

Aunque en esta ocasión no se ha hablado de momento de riesgo de aludes en la zona, Guillén comentó que el viernes recorrió el tramo que ahora se encuentra clausurado y sí se observaba que en algunos puntos se habían producido avalanchas, "porque esta nieve pesa mucho y no aguanta", afirmó.

Estas incidencias siempre perjudican las ventas en los comercios situados junto a la frontera, pero las de este fin de semana suponen una afección más grave, puesto que, como señaló Guillén, los escolares franceses no tienen clase esta semana ni la próxima por las vacaciones de Pascua, y son muchas las familias que aprovechan para hacer turismo por el Pirineo. "Estos días se trabajaba bien, pero así, nada", se lamentó.

Además del Portalet, las nevadas de las últimas horas también hicieron obligatorio el uso de las cadenas durante la noche del sábado al domingo en el puerto de Cotefablo (N-260) y en el acceso al túnel de Bielsa (A-138). Al cierre de esta edición, no había incidencias en la provincia.

Previsión para hoy

Durante la jornada de hoy, el cielo seguirá nuboso o muy nuboso en el Pirineo aragonés, con chubascos débiles o moderados, que localmente irán acompañados de tormentas. La cota de nieve se situará en torno a los 1.400-1.600 metros. También se esperan chubascos en la Ibérica y en el resto de la Comunidad podrían registrarse lluvias débiles. En Huesca, se prevén vientos moderados con rachas fuertes. Las temperaturas no experimentarán cambios significativos.

Etiquetas