Despliega el menú
Huesca

HUESCA

Adjudicada la obra del plan de emergencia de Montearagón

Su implantación es necesaria para las pruebas de llenado del pantano, acabado en 2006. También se hará en la presa de Yesa.

El Ministerio de Medio Ambiente ha adjudicado la obra para la implantación del plan de emergencia de la presa de Montearagón, un paso administrativo necesario para autorizar el llenado del pantano, cuyas obras finalizaron en septiembre de 2006. Según calcularon los ingenieros entonces, el pantano estaría listo para su uso en 2009, trece años después de comenzar las obras.

Junto al de Montearagón se adjudicaron los planes de emergencia de las presas de Monteagudo de las Vicarías, Maidevera y La Tranquera, en Zaragoza; y Yesa, en Navarra. El plan para este pantano, en el río Aragón y con el vaso en la provincia de Zaragoza, servirá tanto para la presa actual como para la obra de recrecimiento. Se espera que en este mes salga a información pública el modificado de proyecto necesario para adaptar el documento original a la cota media, pero en cualquier caso, la nueva presa no estará terminada antes de mayo de 2013.

Las obras de los planes de emergencia se han encargado a la empresa Ominilogic Telecomunicaciones, S.A. por un presupuesto de 2.915.941 euros, informaron desde la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

Según la Directriz Básica de Protección Civil de 1996. Todas las presas de construcción posterior a esa fecha deben tener implantado su plan de seguridad para continuar con el plan de puesta en carga (sus pruebas de llenado) y para poder pasar después a su fase de explotación.

Antes de su implantación, el plan de emergencia debe tener el visto bueno de la Dirección General del Agua y del Comité Nacional de Protección Civil, que redacta un informe vinculante. El plan de emergencia de Montearagón, redactado por la CHE, se aprobó en esta comisión en julio de 2006.

La obra consiste en ubicar en un sitio adecuado una sala de emergencia, desarrollar un sistema de comunicaciones desde la sala con todos los organismos implicados en la gestión de la emergencia (confederaciones hidrográficas, delegaciones y subdelegaciones del Gobierno, ayuntamientos y Protección Civil) y colocar en sitios estratégicos sirenas de aviso a la población. El plan es necesario para minimizar las consecuencias derivadas de una rotura de la presa, evitar la improvisación, máxime en momentos delicados, así como la descoordinación y la falta de previsión en situación de crisis.

Una vez este plan se encuentre implantado se llevará a cabo el programa de puesta en carga que, según informaron desde Confederación, se halla en fase de redacción. La puesta en carga consistirá en un llenado y vaciado escalonado en tres fases en las cuales se irá comprobando el comportamiento de la presa mediante los aparatos de auscultación que hay instalados por todo el muro.

El abastecimiento

En febrero, la CHE aprobó la licitación de la redacción del proyecto de abastecimiento de aguas a Huesca desde el embalse de Montearagón, con 52 hectómetros cúbicos, por un importe de 358.990 euros. El proyecto tiene como objetivo garantizar la demanda de abastecimiento de la ciudad de Huesca con un horizonte de 25 años. Quedará pendiente el proyecto para mejorar el riego de 3.650 hectáreas de cultivos de la comarca de la Hoya.

Etiquetas