Despliega el menú
Huesca

HUESCA

Siete heridos, tres de ellos graves, en la N-240 tras un choque frontal en la recta de Tierz

Una furgoneta, que circulaba en dirección Barbastro, invadió el carril contrario y chocó con un camión, empotrándose luego contra otro vehículo en el que viajaban 5 inmigrantes.

La recta que da acceso a la Ronda Norte de Huesca desde la carretera N-240, y que cuenta con dos cruces con las localidades de Quicena y Tierz en apenas 500 metros, volvió a dar muestras ayer de su peligrosidad tras una colisión múltiple en la que se vieron implicadas dos furgonetas de trabajadores y un camión y que se saldó con siete personas heridas, una de ellas con pronóstico muy grave y otras dos graves.

La Subdelegación del Gobierno en Huesca informó de que el suceso ocurrió alrededor de las 7.30 de la mañana en el kilómetro 204,500 de la N-240, dentro del término municipal de Tierz. Fuentes de Tráfico señalaron que, según las primeras investigaciones, el siniestro se produjo justo a la altura del cruce de Tierz después de que una furgoneta que circulaba en dirección a Barbastro por un tramo recto con visibilidad invadiera el carril contrario por causas desconocidas y colisionara lateralmente con un camión que transitaba delante de ella. Este impacto hizo que el conductor perdiera el control del vehículo y se empotrara finalmente contra otra furgoneta que iba en dirección opuesta.

A consecuencia del impacto, las dos furgoneta salieron despedidas. Una de ellas fue a parar a la cuneta mientras que la otra se quedó cruzada en medio de la calzada. Por su parte, el camión apenas sufrió daños y de hecho su conductor, de 33 años de edad y nacionalidad española, salió ileso por lo que pudo reanudar la marcha con normalidad.

Dos personas atrapadas

Al lugar del accidente acudieron varias dotaciones del Parque de Bomberos de Huesca, tres ambulancias y efectivos de la Guardia Civil de Tráfico. Al llegar, los bomberos tuvieron que excarcelar al conductor de la furgoneta que viajaba en sentido Huesca y a uno de los cuatro pasajeros que le acompañaban ya que habían quedado atrapados en el interior. El resto de implicados pudieron salir por su propio pie de los vehículos, según afirmaron fuentes del operativo de rescate.

Precisamente estas dos personas fueron los peor paradas en el accidente. Se trata de Cristian N. O. y Axinte C., dos ciudadanos de nacionalidad rumana de 21 y 39 años, respectivamente, que sufrieron lesiones de gravedad. Mientras, los otros tres pasajeros (Catalin R., de 32 años y de nacionalidad rumana, Vintetiu B., de 38 años y también de nacionalidad rumana, y Yusein A. S., de 28 años y de origen búlgaro), fueron diagnosticados en un principio como heridos leves. Todos ellos eran trabajadores de una misma empresa.

Con respecto a la otra furgoneta, tanto el conductor, Alberto C. A., de 21 años de edad, como un segundo pasajero, Juan José L. M., de 36 años, ambos de nacionalidad española, resultaron heridos leves. Los dos pertenecen a una constructora con sede en Ejea de los Caballeros (Zaragoza) y se dirigían a esa hora a una obra que están realizando en la localidad altoaragonesa de Siétamo, según explicó el propietario de la empresa.

Retenciones a una hora punta

Las labores de rescate de los heridos, que fueron trasladados en ambulancia al Hospital San Jorge de Huesca, y la operación para despejar la vía -fue necesario levantar una de las furgonetas accidentadas con una grúa- provocó importantes retenciones de tráfico ya que el siniestro se produjo a una hora punta en el único acceso a la ciudad de Huesca desde Barbastro y viceversa. Los agentes de la Guardia Civil estuvieron dando paso alternativo a los vehículos durante más de una hora por uno de los carriles de la N-240, aunque eso no evitó que se produjeran largas colas en ambos sentidos. Alrededor de las 8.30, la circulación quedó completamente normalizada.

Fuentes de la Consejería de Salud del Gobierno de Aragón informaron por la tarde de que cuatro de los heridos habían sido dados de alta ayer mismo. Respecto a los otros tres lesionados en el accidente, uno de ellos quedó ingresado en al servicio de Traumatología del Hospital San Jorge mientras que un segundo herido grave fue internado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del mismo centro sanitario. El último de los heridos tuvo que ser trasladado de urgencia al Hospital Clínico de Zaragoza con pronóstico muy grave.

Etiquetas