Huesca
Suscríbete por 1€

HUESCA

Varias parroquias españolas ofrecen obleas sin gluten a los enfermos celíacos

Las asociaciones de enfermos de Madrid y Cataluña aseguran que proporcionan formas de maíz incluso a conventos.

El problema del niño celíaco de Huesca al que se le prohibe recibir su primera comunión con una hostia sin gluten ha suscitado un amplio debate social en todo el país. Asociaciones de celíacos de diferentes provincias aseguran que en muchas parroquias españolas se dan formas de maíz sin problemas, aunque no estén autorizadas por la Iglesia.

La presidenta de la Asociación de Celíacos de Madrid, Manuela Márquez, afirmó ayer que la situación del hijo de María José Martín y Javier Campo no se produce en toda España ya que "mucha gente" acude a la asociación para conseguir las formas de maíz porque "al sacerdote de su parroquia no le importa" usarlas para la comunión, pese a que no están permitidas.

"Hay sacerdotes a los que no les importa consagrar esta forma y nos las piden para su parroquia en Madrid y de otras zonas de España. De hecho las piden de vez en cuando de un convento de monjas y particulares de otras provincias", añadió en declaraciones a Europa Press.

También la presidenta de la Asociación de Celíacos de Catalunya, Matilde Torralba, aseguró que "mayoritariamente" los sacerdotes catalanes dan hostias sin gluten en la Primera Comunión. Reconoció que se dan "algunos casos" de reticencias cada año, pero "generalmente" se resuelven. Torralba rechazó la decisión del vicario de Huesca y también la alternativa de usar el vino, lo que consideró "inaceptable", ya que se trata de un niño pequeño, y existen hostias "alternativas", que están reconocidas por el Vaticano, según aseguró. Explicó que "siempre hay algún cura que se niega" en Catalunya a usar la oblea sin gluten, pero que finalmente "se adaptan" en su mayoría. Este año, según aseguró, solo se dio un caso en esta comunidad, pero finalmente, el responsable de esta iglesia aceptó el cambio.

Por su parte, el delegado de Liturgia del Arzobispado de Barcelona, Josep Urdeix, afirmó que la hostia que se utiliza para comulgar debe llevar un "mínimo de gluten" para que se considere pan, y que, por tanto, cumpla con los requisitos para considerarse la "materia de la eucaristía".

En declaraciones a Europa Press, Urdeix explicó que tiendas litúrgicas venden estas obleas para los celíacos que tienen que hacer la Primera Comunión. En relación al caso de Huesca, Urdeix explicó que deben buscar una solución para que nadie resulte "molesto". Sin embargo, comprendió el "problema" que representa para la familia de este chico cambiar la hostia por vino y recordó que el problema también se da al revés, en personas que tienen enfermedades que les impiden beber alcohol, y que deben optar por comulgar con mosto.

Mientras tanto, el Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia afirmó que el "debate" suscitado es "forzado" y "pretende dañar la imagen de la Iglesia Católica, poniéndole una etiqueta de intransigencia que no se merece" ya que el problema se resuelve dando la comunión con "una gota de este vino".

Etiquetas