Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SANIDAD

Hospitales y centros de salud aragoneses necesitan casi mil enfermeras más

Satse critica que el Gobierno abra la puerta a la emigración a Alemania, cuando en España existe un déficit de profesionales.

Ante la posible emigración del personal sanitario por el llamamiento del gobierno alemán, el sindicato de enfermería Satse ha puesto sobre la mesa unas cifras para demostrar la necesidad que hay en la Comunidad aragonesa de estas profesionales. En concreto, estima que harían falta 934 enfermeras en hospitales y centros de salud, casi un tercio en el hospital Miguel Servet de Zaragoza.

Según sus estadísticas, Zaragoza es la provincia en la que más urge la contratación de nuevas enfermeras. En total, 681 profesionales. «Además, se presentan otros problemas como la reestructuración de matronas en el sector II, que incluye zonas como el Actur, La Jota o Zuera», precisaron ayer desde el sindicato. Huesca se debería reforzar con 150 profesionales más y Teruel, con 103 (34 de ellas en Alcañiz). «Aunque en esta provincia hay una gran diferencia entre las zonas urbanas y rurales, debido a la dispersión de la población», concretaron desde Satse.

En la capital aragonesa, el centro sanitario donde más se evidencia la carencia de enfermeras es el hospital Miguel Servet. Para llegar a la ratio adecuada, habría que aumentar la plantilla con 311 profesionales. Precisamente, según asegura Satse, a día de hoy en la Casa Grande una enfermera en turno de noche puede llegar a atender a 22 pacientes, cuando la cifra óptima es de 15.

Pero otro de los problemas que detecta y denuncia el sindicato es el «gran porcentaje» de plantilla que se encuentra en «situación de inestabilidad». «En estos momentos, no se está cubriendo ninguna interinidad, porque todo contrato tiene que pasar por consejo de gobierno. Ahora, solo hacen contratos eventuales y precarios», explicó Ana Bonafonte, de Satse, que mostró su temor a que, «una vez formadas», las enfermeras decidan irse fuera para conseguir una estabilidad laboral «que aquí no se consigue».

La situación aragonesa es un reflejo de lo que ocurre a nivel nacional. Satse calcula que en toda España se necesitaría contratar 122.400 enfermeras más. «La negligencia del gobierno español provoca que, a pesar de esa deficiencia de personal, estas profesionales acaben marchándose a países de nuestro entorno para poder trabajar», denunció Satse.

De hecho, a nivel nacional el sindicato ya ha interpuesto un escrito de queja a la Defensora del Pueblo en el que pide que inste al Ministerio de Sanidad a realizar «con carácter de urgencia» un estudio oficial sobre las necesidad de profesionales de enfermería en el Sistema Nacional de Salud, así como a contratar las enfermeras que sean necesarias para paliar este déficit. Este informe también lo ha remitido a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo «para que aperciba al Estado Español y le exija poner en marcha soluciones y realizar el estudio mencionado».

Salida masiva de profesionales

«La negligencia del Gobierno -explicaron desde Satse- puede provocar la salida masiva de profesionales de enfermería, con una formación excelente, a pesar de que el pleno del Senado y la Comisión de Sanidad del Congreso han reconocido la falta de miles de profesionales».

La emigración de estos trabajadores, en opinión de Satse, puede provocar la «precarización de la asistencia sanitaria, perjudicando la seguridad de los ciudadanos y también la de las propias enfermeras que verán incrementado su nivel de estrés y las bajas por enfermedad». «Generará, aún más, un descenso en la calidad de la asistencia que los usuarios reciben, ya que cada vez serán menos las enfermeras que podrán cuidarles», destacaron desde el sindicato.

Etiquetas