Despliega el menú
Aragón

NIEVE

Formigal prevé abrir el 15 de noviembre, la fecha más temprana de los últimos once años

Las estaciones trabajan intensamente para acondicionar la nieve caída, que alcanza espesores de más de un metro. La mayoría de los centros invernales mantienen la previsión de final de mes, aunque Astún también se plantea un adelanto.

Las estaciones de esquí aragonesas tendrán un inicio de temporada histórico. La fecha que se ha barajado inicialmente para dar el pistoletazo de salida es finales de noviembre, aunque algunas se plantean adelantar la apertura. Formigal, del grupo Aramón, podría ser la más madrugadora y abrir el día 15, sábado, si las condiciones meteorológicas lo permiten. También Astún baraja adelantarse al día 21.

La apertura de Formigal se realizaría de forma parcial, poniendo a disposición de los esquiadores las pistas de los valles de Anayet y Portalet. Hace 11 años (en la temporada 1997-1998) que no abría tan pronto este centro invernal, el más grande del Pirineo, con 137 kilómetros esquiables. En la de 1996-1997 se puso en marcha el 16 de noviembre.

En estos momentos la actividad en las estaciones aragonesas es frenética. Las máquinas pisapistas están adecuando la nieve, que en cotas altas supera el metro de espesor. Los cañones ya se han probado y gracias a las condiciones de humedad y a las bajas temperaturas han empezado a funcionar. Por otra parte, los responsables de mantenimiento revisan los arrastres y los telesillas y los encargados de personal ultiman la selección de los trabajadores.

A principios de esta semana, el grupo Aramón anunció que se trabaja para que las pistas estén listas en el Puente de la Constitución, aunque de mantenerse las condiciones meteorológicas, las estaciones turolenses (Javalambre y Valdelinares) abrirían el fin de semana del 22 de noviembre, mientras que Cerler y Formigal lo harían el día 29, y Panticosa, en el puente festivo. Las dos estaciones del valle del Aragón, Astún y Candanchú, que no pertenecen a Aramón, también evaluaban la posibilidad de abrir el 29. Esto supone un adelanto de casi un mes respecto a la temporada 2007-2008, cuando apenas hubo nieve en las estaciones hasta prácticamente la Navidad.

En Formigal, lo mismo que en el resto de estaciones, el otoño ha venido "de cara". El centro está ya "vestido", afirmó su director, Antonio Jericó, en referencia a la colocación de protecciones en las pilonas y los cañones de innivación. Ayer en su página web anunciaba que había recibido la noche anterior 30 centímetros más de manto blanco, "y continúa nevando", con espesores de entre 30 y 130 centímetros. Las máquinas pisapistas trabajan desde el lunes para compactarla y han empezado a producir nieve artificial. Ya hay 80 personas trabajando y se ultima la selección de todo el personal necesario para poner en marcha el centro invernal, que podría alcanzar los 300 empleados.

Primeras reservas

Los hoteles del valle de Tena desconocían ayer la fecha de apertura. La mayoría están cerrados y a la espera de que Aramón la concrete. Desde Abba Formigal indicaron que ya están recibiendo llamadas de clientes y la reserva de alojamientos para el puente de la Constitución "se está empezando a animar". Jesús Arasanz, presidente de la Asociación de Empresarios Pirineos-Alto Gállego explicó que "en Sallent hay muchos hoteles cerrados, pero algunos abrirán si se adelanta la temporada". Le parece una excelente idea adelantar la campaña, sobre todo porque permite un rodaje de cara al puente festivo.

En Astún también se ultiman los preparativos. Su director comercial, Andrés Pita, reconoció que la apertura se podría adelantar al sábado 22 de noviembre. De cumplirse esta previsión, también habría que remontarse una década para recordar una fecha tan temprana.

"Estamos trabajando a tope". "No es normal abrir a mediados de noviembre y eso nos obligaría a correr", explicó. "De momento se ha pisado lo que se podía pisar, se ha activado en parte la innivación y estamos colocando los nuevos cañones". La decisión se tomará entre hoy y el lunes. "Depende de lo que nos digan los maquinistas y de la previsión del tiempo", concluyó Pita. Reconoció que hoteles, cafeterías o escuelas de esquí llaman permanentemente para conocer la previsión de apertura. "La gente, en cuanto ve nieve, ya empieza a preparar las cosas".

El director de Astún recordó que hace años lo normal era abrir a mediados de diciembre, aunque hubiera nieve antes. "Hace 12 años, ni se abría para la Constitución, pero luego se puso de moda el puente".

Inicio "histórico"

La situación es similar en Cerler, aunque en esta estación la fecha oficial que se baraja es el 29 de noviembre. Jaime Río, responsable comercial y de marketing, dijo que será un inicio de temporada "histórico", con "un arranque fuerte", atendiendo a las buenas condiciones de la nieve a estas alturas del año. "La gente está impaciente por esquiar".

En Candanchú se baraja abrir entre el 20 y el 30 de noviembre. "Estamos manejando distintas fechas y lo tenemos que concretar. Lo importante es que haya condiciones suficientes para dar un buen servicio", afirmó su director, Eduardo Roldán. "Es un invierno que promete", añadió, después de la catastrófica temporada 2007-2008.

Etiquetas