Despliega el menú
Aragón

INFRAESTRUCTURAS

Fomento insiste en que no ha cerrado ningún acuerdo sobre los peajes

Dice que su voluntad es "colaborar" con la DGA, aunque el pacto deberá ser extensible a todas las autonomías

Voluntad aseguran que no falta, pero el Ministerio de Fomento volvió ayer a rechazar que haya asumido algún compromiso en relación con su posible participación en la liberación de peajes de la AP-68 y la AP-2. Fuentes ministeriales indicaron que, aunque su propósito es cerrar con la DGA un pacto en el que participen en una solución ante el problema de la N-2 y la N-232, la realidad es que todavía no ha llegado. Y de momento, aseguran, tampoco trabajan con una fecha límite.

En este sentido, explicaron que el Gobierno central se plantea múltiples fórmulas de participación, que van desde asumir una parte del acuerdo ya cerrado entre la concesionaria y la DGA hasta optar por liberar otros tramos o incluso apostar por la liberación para el tráfico de otro tipo de vehículos.

El martes, segunda reunión

Aunque la situación no es la mejor posible, los contactos continúan y el próximo martes habrá un nuevo encuentro entre el consejero aragonés, Alfonso Vicente, y Víctor Morlán. Ese día, que se reúnen con la concesionaria de la AP-2, podría ser el elegido para escenificar un acuerdo global, si es que se consigue cerrar.

Fuentes ajenas a Fomento aseguran que el acuerdo está más cerca de lo que parece y que este Ministerio ya habría asumido compromisos concretos. El consejero Vicente explicó el pasado miércoles tras reunirse con Morlán, y la concesionaria de la AP-68 que Fomento participará "por lo menos" con el mismo dinero que la DGA en su liberación. Desde el Gobierno central se respondió señalando que, aunque entienden el planteamiento de la DGA, si ellos asumen un acuerdo deberá ser extensible a todas las comunidades. Esta circunstancia estaría retrasando el compromiso ministerial.

En cualquier caso, ya hay otras autonomías beneficiadas. El Gobierno financia tramos de autopista en La Rioja, Castilla y León y otros territorios, por lo que un primer paso sería igualar Aragón a las comunidades que ya gozan de un buen trato por parte del Ejecutivo.

El Ministerio de Fomento quiso además dejar claro su "total sintonía con el Gobierno de Aragón". Esta sintonía se habría visto dañada en las últimas fechas por la actuación que ha tenido un alto dirigente del PSOE aragonés en relación con la autovía Cuenca-Teruel, que ha promovido (no queda claro si intencionadamente o no) que se centrase en el secretario de Estado de Planificación, Víctor Morlán, toda la culpa del veto al proyecto turolense.

"Ahí estamos, ahí estamos"

Por su parte, el presidente aragonés dijo ayer preguntado por este periódico que la DGA está "en una especie de reunión continua" con Fomento porque está convencido de que se alcanzarán "buenos acuerdos". Iglesias se atrevió a pedir a los periodistas que cuando "hay algún tropiezo no piensen" que el Ejecutivo autonómico va a abandonar. "Lo que queremos -destacó- es mantener los objetivos que tenemos fijados y los compromisos que tenemos asumidos". No obstante, fue incapaz de avanzar ninguna fecha posible para la firma del acuerdo y se limitó a señalar: "Ahí estamos, ahí estamos, ahí estamos".

Etiquetas