Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

DEBATE DE LA COMUNIDAD

El PSOE-PAR rechaza la reducción de impuestos y el plan de austeridad del PP

Los grupos de la coalición aceptaron el 16% de las propuestas planteadas al Ejecutivo aragonés por la oposición.

PSOE y PAR evitaron ayer que el rodillo parlamentario saliera a relucir una vez más en las Cortes de Aragón con motivo de las propuestas de resolución que se votan en la última jornada del debate sobre política autonómica general. El trabajo de los grupos del Gobierno fue en esta ocasión más sutil y en lugar de la apisonadora que les otorga su amplia mayoría optaron por usar el cedazo: permitieron la aprobación de unas pocas iniciativas de PP, CHA e IU (14 de 84, un 16,6%) y desecharon la mayoría, incluidas las de mayor calado político y las relacionadas con la crisis.

Entre las propuestas lanzadas por el Partido Popular que no pasaron la barrera gubernamental, destaca un "plan de medidas económicas urgentes" para "mitigar los efectos de la crisis". La iniciativa constaba de tres puntos. En el primero se proponía no incrementar los tributos de la comunidad hasta 2011, rebajar un punto el tramo autonómico del IRPF, establecer beneficios fiscales para familias y discapacitados, suprimir la tributación por sucesiones y fraccionar el pago del impuesto de transmisiones patrimoniales.

El segundo punto reclamaba un "plan de austeridad en el sector público" para controlar el gasto, conservando la inversión productiva y la política social. El tercero incluía "un programa de creación y fomento del empleo y de su calidad" junto al apoyo a las pequeñas y medianas empresas y el impulso de la reinserción laboral para trabajadores de la construcción y mujeres del ámbito rural.

Los populares no lograron el respaldo de socialistas y aragonesistas en su petición de crear una "agencia de desarrollo industrial de Aragón", ni en la presentación, por parte de la DGA, de un "programa de actuaciones puntuales para hacer frente al problema de la deslocalización de industrias". Tampoco tuvo éxito sus propuestas de solicitar "planes específicos, con medidas concretas y urgentes de apoyo, de los sectores ovino y caprino y del vacuno de carne", la creación de un "instituto técnico del porcino", el incremento de "las ayudas medioambientales para la ganadería extensiva", la elaboración de un plan sectorial para el comercio aragonés o la adopción de medidas informativas para los grupos parlamentarios sobre el estado de la empresas públicas. En total, 34 de las iniciativas del PP no pasaron el corte y seis encontraron apoyo suficiente.

Chunta Aragonesista solo encontró ese respaldo para dos de sus 16 propuestas. Ni PSOE ni PAR encontraron oportuno dar el sí a que la DGA reclame al Estado que las inversiones presupuestarias "sean proporcionales a la superficie del territorio aragonés en relación con el conjunto estatal". Ni a que el Ejecutivo de Iglesias presente en un mes una comunicación sobre la crisis "en la que se fije la dotación económica con la que se va a financiar cada una de las medidas del tercer Acuerdo Económico y Social para el Progreso de Aragón".

Tampoco logró CHA sacar adelante sus peticiones para aumentar las asignaciones a la investigación, el desarrollo y la innovación; para que el Ejecutivo presente la "memoria económica relativa al proyecto de estrategias, objetivos y compromisos para la mejora de la Atención Primaria" o para instar a la inmediata liberación de peajes en la AP-68 y la AP-2.

Izquierda Unida obtuvo el mejor trato por parte del PSOE-PAR, ya que le apoyaron en 7 de sus 28 iniciativas. Entre las que no encontraron cobijo en las filas de la mayoría figuran un "plan de inversiones públicas dotado presupuestariamente y con sucesivas anualidades para impulsar la economía", diversas medidas para "anticiparse ante posibles decisiones que representen pérdidas en el empleo y deslocalizaciones", el desarrollo de "la red pública de escuelas infantiles de primer ciclo" o el rechazo a Gran Scala "por ser un modelo de crecimiento insostenible".

Iniciativas propias

Los grupos del Gobierno presentaron 45 propuestas (21 el PAR, 9 el PSOE y 15 conjuntas) y, lógicamente, prosperaron todas. La inmensa mayoría logró el apoyo de los otros partidos o la abstención. Como señalaron los portavoces, no era difícil respaldar proposiciones de carácter "muy general y obvio". Entre las aportaciones más valiosas, el PSOE reclamó una "estrategia de innovación" para las pymes y un acuerdo con Fomento para "ampliar la red de cercanías". El PAR exigió "profundizar y desarrollar la actualización de los derechos históricos", elaborar un "proyecto de ley del gobierno local en Aragón" y la reclamación de la deuda tributaria.

En las conjuntas, destaca sobremanera la demanda de la gestión de la reserva hídrica, idea del PAR que los socialistas ya aceptan. También lució la moción para que la DGA rechace e impida "con carácter permanente y con todos los medios políticos, jurídicos y administrativos a su alcance cualquier trasvase o transferencia del Ebro". Como expuso Chesús Yuste (CHA), ¿tendrá validez retroactiva para el trasvase a Barcelona?

Etiquetas