Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

POLÍTICA

El PSOE modificará las leyes de Turismo y Urbanismo en vez de hacer una específica de montaña

Se cambiarán algunos artículos para incluir los criterios exigibles a los proyectos del esquí. El PP acepta negociar un acuerdo en esta línea.

Después de una década de compromisos incum- plidos, un año de diálogo entre todas las partes implicadas y ocho meses de reflexión en las Cortes, el PSOE ha puesto sobre la mesa su propuesta sobre la ley de la montaña. Antes de la primera reunión de la ponencia, los socialistas dejaron claro que apostaban por modificar la legislación actual en lugar de por promulgar una nueva norma específica. Ahora, concretan esa postura proponiendo algunas modificaciones en la Ley del Turismo, en la de Urbanismo -esta, a propuesta del PP- y tal vez en la de Ordenación del Territorio.

De esta forma, lo que se hará antes de las elecciones autonómicas de mayo de 2011 será cambiar algunos artículos de esas normas ya vigentes para incluir en ellas todos los criterios exigibles a los proyectos de la nieve que se consensuaron en la Mesa de la Montaña.

Ese listado de condiciones recoge las conclusiones del proceso de participación y consenso impulsado por la DGA, y se elaboró para que las administraciones se comprometieran a aplicarlo en todos las iniciativas relacionadas con el sector del esquí.

Recogiendo el guante, el PSOE plantea modificar el artículo de la Ley del Turismo de Aragón que regula los centros de esquí y montaña -el 51- de forma que la declaración de interés general de este tipo de instalaciones esté condicionada al cumplimiento de los criterios propuestos por la Mesa de la Montaña.

Los socialistas insisten en que se trata de una propuesta y en que están abiertos a las aportaciones que quieran realizar los demás grupos. Por eso también están trabajando, a petición del PP, para que algunas de las condiciones exigibles a los proyectos de la nieve se reflejen también en la Ley de Urbanismo de Aragón. En este caso, los posibles cambios que se introduzcan se conocerán en unas semanas.

La premura de los plazos obliga a que las modificaciones que se puedan hacer en estas y en otras leyes -no se descarta cambiar además la de Ordenación del Territorio- tengan que cerrarse a lo largo del mes de febrero. Para lograrlo, el PSOE cuenta con los votos de su socio de gobierno. No obstante, quiere lograr una mayoría cualificada consiguiendo también el apoyo del PP.

"El encargo de la Mesa de la Montaña fue que estudiáramos la mejor fórmula para incorporar sus conclusiones a la legislación con el mayor rango legal posible -recuerda el representante socialista en la ponencia, Javier Sada-. Eso significa que lo importante no es si hay una ley específica o no, sino que todo lo que se va a introducir tendrá rango de ley".

Sada destaca, además, que la decisión de modificar la Ley del Turismo y la de Urbanismo se ha tomado después de sopesar cambios en otros textos legales de menor categoría como el reglamento que desarrolla la Ley del Turismo o las directrices del Pirineo.

Por su parte, el representante del PP, Javier Gamón, confirma la buena disposición de su grupo a llegar a acuerdos, pero "desde la cautela". "Incorporar a la legislación los criterios de la nieve es una pequeña parte de todo el trabajo pendiente, y además aún queda mucho por negociar si se quiere aprobar algo en esta legislatura -aclara-. También habrá que ver qué pasa con las conclusiones de la Mesa sobre la ganadería de montaña".

Rechazo frontal de CHA e IU

Mientras, CHA e IU consideran que lo que proponen los socialistas es "una operación cosmética" que incumple "de nuevo" el compromiso de Marcelino Iglesias de promulgar una ley específica de montaña. "Para cambiar dos artículos de otras leyes no hacía falta crear una ponencia especial", denuncia Bizén Fuster. "Quieren seguir teniendo carta blanca en el Pirineo, y para ello cuentan con la complicidad del PP", critica por su parte Adolfo Barrena.

Etiquetas