Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PRESUPUESTOS

El próximo Ejecutivo aragonés arrastrará los ajustes de 2011

Algunas autonomías piden ya la reunión para aprobar las modificaciones en el presupuesto, pero podría ser en junioLarraz dice que los posibles cambios se negocian con Madrid.

El Presupuesto de Aragón para 2011 se va a tener que retocar por los problemas de déficit acumulados, pero la tarea de afrontar los cambios podría recaer ya en la próxima presidenta de Aragón y no en el equipo que hasta ahora dirige Marcelino Iglesias. Fuentes autonómicas y del Gobierno central han dejado abierta la posibilidad de que el Consejo de Política Fiscal y Financiera que tiene que aprobar el plan de reequilibrio financiero de Aragón se celebre ya después del 22 de mayo.

De esta manera, ni el Ejecutivo PSOE-PAR ni gobiernos autonómicos de otras comunidades que se encuentran en la misma situación se verían obligados a modificar su presupuesto a escasas semanas de las elecciones. La tarea la asumirían los nuevos Ejecutivos, ya con más libertad para impulsar recortes y pudiendo justificar, además, que la responsabilidad es del antiguo equipo gestor. En Aragón, hay que tener en cuenta que obviamente si gana Luisa Fernanda Rudi e incluso aunque gane Eva Almunia, el actual equipo gestor económico de la DGA cambiará.

Sin embargo, también hay opciones de que en vez de retrasarse la aprobación, se opte por adelantarla, como piden otras comunidades autónomas. Por ejemplo, la consejera de Economía y Hacienda del Castilla y León auguró ayer que la reunión clave para aprobar los ajustes en los presupuestos se producirá la próxima semana. En este sentido, cada comunidad se encuentra en una situación diferente y en algunos casos -no es el de Aragón- consideran necesario que el Ministerio de Economía y Hacienda acelere todo lo posible las aprobaciones de los respectivos planes de reequilibrio para poder así refinanciar parte de su deuda.

Fuentes del Gobierno central explicaron el jueves que aún no había una fecha prevista para la convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera que dará luz verde a las nuevas cuentas autonómicas. Sí parece seguro que habrá dos reuniones de este órgano dependiente del Gobiernio central entre febrero y agosto. La primera se espera para antes de finales de marzo y la siguiente entre junio y julio.

En los cálculos de que el ajuste real se podría posponer a después de las elecciones ha pesado lo ocurrido en Cataluña. En esa Comunidad, tanto la previsión de déficit como de deuda antes de las elecciones cambió radicalmente cuando el nuevo gobierno accedió a las cuentas reales. En este sentido, es posible que las previsiones de ajuste actuales (según la DGA, en caso de que afecten a los presupuestos, será de forma limitada) cambien significativamente una vez que se hayan celebrado los comicios de mayo.

El consejero de Economía y Hacienda de la DGA, Alberto Larraz, explicó ayer que el plan de reequilibrio presentado por Aragón tiene como eje central el recorte que han sufrido los presupuestos de este año, un 7,4%, y como novedad, que se prolonga hasta 2013, un año más que el aprobado en primavera. Para entonces, la Comunidad tiene que presupuestar un déficit máximo del 1,1%, dos décimas menos que en 2011 y 2012.

A partir de ahora, según detalló Larraz, se negociará este planteamiento con el Gobierno central y por tanto, los ajustes que haya que hacer para cumplir los objetivos de estabilidad presupuestaria fijados. En esa negociación entrarían «las posibles» modificaciones a las que se refirió el consejero el jueves. No obstante, no quiso adelantar nada a la espera de cómo se desarrollen las conversaciones con el Ministerio de Economía y de cómo evolucionen los ingresos en este primer trimestre.

En cualquier caso, las negociaciones tendrán en cuenta los datos que se obtengan del cierre del ejercicio de 2010 (el plan de reequilibrio solo incluye una previsión de junio) y las cuentas de 2011.

Para ampliar esta información, consulte la edición impresa de HERALDO DE ARAGÓN

Etiquetas