Despliega el menú
Aragón

TEMPORADA DE ESQUÍ

El mal tiempo desluce el estreno de Candanchú y de Valdelinares

El mal tiempo deslució ayer el estreno de las estaciones de esquí de Candanchú y de Aramón Valdelinares al impidió la puesta en marcha de algunos telesillas. Los que ni siquiera pudieron abrir sus puertas por las fuertes rachas de viento fueron los centros invernales de Astún y de Aragón Formigal, ambas en el Pirineo aragonés, aunque estos ya inauguraron la temporada el pasado fin de semana.

Pese a las adversas condiciones meteorológicas, algunos esquiadores no quisieron perder la oportunidad de practicar el deporte blanco en Candanchú, aunque para ello tuvieron que soportar fuertes rachas de viento y temperaturas muy bajas. "El viento ha hecho imposible poner en funcionamiento los telesillas, así que nos hemos visto obligados a reducir los kilómetros ofertados en un principio", indicó Eduardo Roldán, director de la estación, que había anunciado la apertura de 13 de los 40 kilómetros que posee con 15 pistas y 11 remontes.

Ante la necesidad de abrir de forma muy limitada y para estimular a los amantes del esquí, la estación ha rebajado el precio del forfait durante este fin de semana hasta los 25 euros.

Para hoy, en el caso de que la meteorología lo permita, "ofreceremos las mismas previsiones que el sábado, es decir, 3 pistas verdes, 7 azules y 5 rojas, que es donde más nieve hay, pero si no se puede estaremos en las mismas que hoy -por ayer-", explicó Fernando Valero, director de comunicación de Candanchú.

Para hoy, leve mejoría

Por suerte, los partes meteorológicos para hoy indican que las condiciones no van a ser tan malas como ayer, "aunque tampoco hará un sol espléndido porque a partir del domingo empiezan a bajar las temperaturas y entra nieve", señaló Fernando Valero.

Por su parte tanto Astún como Aramón Formigal esperan poder volver a abrir sus puertas en la jornada de hoy. La previsión indica sol y poca precipitación en Formigal. "Anuncian una mejoría y parece que hará menos viento, así que esperamos poder abrir", subrayó Joaquín del Rincón, director de márquetin. En ese caso, Formigal pondrá a disposición de los esquiadores 63 kilómetros, los mismos que el pasado fin de semana. También se mantendrá el precio del forfait de día a 33 euros.

Mientras, en Astún las previsiones anuncian nevadas débiles, no muy copiosas, cielo cubierto y viento norte. "Esperamos poder abrir, pero va a ser un día muy similar al de hoy. Las previsiones dan viento, pero no tan fuerte", apuntó Andrés Pita, director de márquetin. Esta estación ofertará 24 kilómetros esquiables, uno más que el pasado fin de semana.

Buena afluencia

Las fuertes rachas de viento que azotaron durante todo el día la zona de Valdelinares no impidieron que numerosos esquiadores pudieran estrenar la nueva temporada de la estación turolense.

Valdelinares abrió sus puertas con dos pistas, las mismas que estaban anunciadas, con un total de dos kilómetros de superficie esquiable, pero hubo que cerrar un telesilla de los tres remontes que se habían programado, por el azote del viento.

"El público ha respondido bien -explicaba el director de la estación, Mario Gómez-; parece que nuestros clientes tenían ganas de iniciar la temporada de esquí". A su juicio, el estreno de temporada en el complejo turolense ha registrado más usuarios que los que se contabilizaron el año pasado por estas mismas fechas.

El tiempo desapacible favoreció la presencia de esquiadores en la zona de la cafetería, pero los servicios de alquiler de esquí o la escuela para la práctica de este deporte también registraron usuarios. Como ya es habitual, la mayor parte de los esquiadores que ayer utilizaron la estación procedían de la Comunidad Valenciana, tras la apertura de la autovía Mudéjar, a una hora de distancia.

Las bajas temperaturas de las últimas semanas han posibilitado la fabricación artificial de nieve. El sistema de innivación, compuesto por cien cañones, ha estado funcionando en un 30%, lo que ha permitido abrir la estación con unos espesores de unos cincuenta centímetros. La estación volverá hoy a abrir sus puertas con la esperanza de que el temporal remita. "Confiamos en que el viento amaine. Los aficionados podrán disfrutar entonces de un buen inicio de temporada", manifestaba el director de la estación.

Etiquetas