Aragón
Suscríbete

ELECCIONES

El grupo que impulsa primarias en el PSOE reclama más tiempo para reunir los avales

Critica que hay apenas un mes para conseguir los apoyos y denuncia que al partido "no le interesa" que haya elecciones internas. La Federal replica que las reglas "hay que cumplirlas".

Menos avales, más tiempo para presentar apoyos y una campaña más prolongada. Es la propuesta que ha lanzado a la dirección del partido el grupo de militantes socialistas que intenta forzar la celebración de primarias en el PSOE-Aragón. Su portavoz, Manuel Ruiz, solicitó ayer que se reduzca el número de firmas necesarias para plantear un aspirante alternativo a la presidencia del Gobierno aragonés y a las alcaldías de Huesca y Teruel y que la cifra se equipare a la que se requirió en las últimas elecciones internas que celebró la organización en 1998.

En aquella ocasión, el actual secretario general de los socialistas y presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, se impuso a Isidoro Esteban en unos comicios internos que fueron de todo menos tranquilos. Según aseguró Ruiz, entonces se exigió el apoyo del 5% de los militantes, no el 15% actual, y el periodo de campaña electoral fue mucho más amplio.

Las normas que regulan las primarias en el PSOE son comunes a toda España, ya que están incluidas en los Estatutos federales. En cada convocatoria electoral, son ratificadas junto al calendario expreso para esa ocasión por el Comité Federal. Esta vez, se aprobaron el 17 de julio. Según denuncia el grupo pro primarias, en esta ocasión los criterios exigidos son "más rígidos" que en anteriores convocatorias electorales y además se ha abierto el periodo más tarde, con el objetivo de "hacer más complicada" la presentación de aspirantes alternativos a los de la estructura orgánica del partido.

Como ejemplo, cita que en 2006 se dio a los candidatos 7 meses para preparar las primarias, cuando ahora no ha dado apenas un mes. "Cuando interesa que haya primarias, se ponen facilidades y cuando no, no", se lamentó Ruiz. Pese a ello, el grupo de militantes sigue trabajando con la vista puesta en conseguir antes del 5 de septiembre los apoyos necesarios para forzar las elecciones internas. Su portavoz comentó que día a día se "van sumando agrupaciones" a la iniciativa y confió en lograr, pese a todo, las firmas del 15% de los 10.700 militantes de Aragón. "Para nosotros sería ya un éxito que hubiera elecciones internas, aunque las perdiéramos, porque supondría democratizar un partido que se está anquilosando", señaló.

Por su parte, el partido no solo rechazó estas críticas y defendió que "las reglas están para cumplirlas", sino que además negó que fueran suficientes unos avales del 15%. Según explicó la vocal adjunta de la secretaría de Organización del PSOE Federal, Pilar Alegría, para iniciar el proceso en las comunidades en las que se gobierna se requiere "como paso previo e imprescindible" el apoyo del 51% del Comité Regional (que en Aragón está integrado por 240 miembros). Solo después de esa condición, se abre el proceso y la recogida de firmas para presentar candidato.

"Todo militante es elector y elegible y está en su derecho de promover primarias, pero hay que cumplir la normativa. No se la pueden saltar a su antojo", insistió Alegría. No obstante, la vocal aseguró que el partido sería "flexible" con los plazos si "hay visos de que se logren los avales".

Etiquetas