Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EL FUTURO DE RANILLAS

El Gobierno no da plazos para la puesta en marcha del Instituto de Cambio Climático

La ministra de Ciencia e Innovación anunció su creación para este año, pero los Presupuestos de 2010 solo le destinan 60.000 euros.

La ministra Cristina Garmendia -izquierda-, el día que dijo que el Instituto estaría en 2009.
El Gobierno no da plazos para la puesta en marcha del Instituto de Cambio Climático
josé miguel marco

El Gobierno central no pone fecha para la puesta en marcha del Instituto de Investigación sobre Cambio Climático (I2C2) que se va a crear en Zaragoza. A pesar de que tanto la ministra de Ciencia e Innovación como los secretarios de Estado de Investigación y Cambio Climático han dicho en varias ocasiones que el centro se crearía este mismo año, los ministerios implicados prefieren no dar plazos y se limitan a recordar que a finales de 2009 sí se habrá cerrado el diseño y la estructura del nuevo organismo.

 

Además, en los Presupuestos Generales del Estado para 2010 la partida del futuro Instituto de Cambio Climático es de solo 60.000 euros, una cantidad nimia comparada con la inversión que será necesaria para ponerlo en marcha y dotarlo de medios materiales y humanos. El Ministerio de Ciencia e Innovación tampoco explica a qué se debe esta circunstancia. Simplemente, asegura que habrá "recursos financieros suficientes" que se activarán "en el momento oportuno", una vez que se haya recibido el informe realizado por el comité de expertos encargado de diseñar el I2C2.

 

"Hay que esperar un poco porque el informe que orientará las líneas generales para la creación del Instituto todavía está sujeto a debate entre la comunidad científica y todo depende mucho de lo que en él se recomiende -señalan desde el Ministerio-. Cuando se apruebe ese documento comenzarán a estudiarse las necesidades del I2C2, el perfil más adecuado del director, los plazos para licitación de obras, las opciones de apertura...".

 

En cuanto a las fechas para que el centro empiece a funcionar, desde Ciencia e Innovación se remiten a las declaraciones de la ministra en su última visita a Zaragoza. En septiembre, Cristina Garmendia dijo en la capital aragonesa que el proceso de génesis del I2C2 estaba "dentro de los plazos" y que el compromiso era tener el proyecto "definido y terminado" antes de fin de año.

 

Se trabaja desde finales de 2008

La creación en Zaragoza de un instituto internacional dedicado a la investigación del cambio climático fue anunciada por la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en octubre de 2007. De esta forma, el Ejecutivo central reconoció el esfuerzo realizado durante años por Aragón en favor del desarrollo sostenible y quiso contribuir, además, a acrecentar el legado de la Expo.

 

Meses después se supo que el centro se instalará en el pabellón de España, el edificio del meandro de Ranillas diseñado por el arquitecto Francisco Mangado. En cualquier caso, hasta finales del año pasado no se iniciaron los trabajos preparatorios. El 18 de diciembre se constituyó el grupo de expertos encargado de asesorar al Gobierno en el diseño del I2C2, y desde entonces los únicos avances que se han producido han sido los realizados por esa mesa de trabajo.

 

El grupo de expertos

Se trata de 12 científicos españoles de primer nivel entre los que se encuentra el aragonés Rafael Moliner, investigador del Instituto de Carboquímica que el CSIC tiene en Zaragoza. Durante el último año, esos especialistas se han dedicado a estudiar los puntos fuertes y las debilidades de España en materia de cambio climático. Además, han analizado el funcionamiento de otros institutos punteros a nivel internacional.

 

Con la información recopilada, el grupo de expertos elaboró un borrador de informe que fue enviado al Ministerio de Ciencia e Innovación a principios de julio. Posteriormente, ese documento fue sometido a un proceso de revisión y mejora por parte de la comunidad científica y académica. Con las aportaciones que se reciban se redactará el informe definitivo que servirá de guía para el diseño y la estructuración del Instituto de Cambio Climático.

 

Aunque en un principio se especuló con la posibilidad de que el director del I2C2 fuera el aragonés Antonio Valero, actual responsable del Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (Circe), la persona que ocupe ese puesto será elegida tras una convocatoria internacional que pretende captar a figuras de renombre mundial. El objetivo es convertir a España en un referente internacional en la adaptación ante los cambios que vienen, en el uso eficiente de los recursos energéticos y en la conservación de las materias primas.

Etiquetas