Despliega el menú
Aragón

GASTO PÚBLICO

El Gobierno incrementa el gasto corriente un 2,4%, pese a asegurar que había hecho ajustes

En los tres primeros meses de 2010 y respecto a 2009, subió las partidas de personal en 8,5 millones y los gastos financieros en 5,3. La inversión cayó un 6,3%.

El Gobierno de Aragón no ha parado de insistir desde que comenzó el año en que no era necesario acometer recortes por la crisis económica porque los que había que hacer ya se habían acometido en el presupuesto, que se recortó un 2% respecto a 2009. Sin embargo, la liquidación del primer trimestre de 2010, que se ha entregado a las Cortes con tres meses de retraso, pone en evidencia este argumento. Pese a registrar un grado de ejecución similar (19,6%), el gasto corriente no se ha logrado contener y ha aumentado en 21,08 millones, un 2,4%, respecto al mismo periodo de 2009. No solo eso, sino que respecto al crédito inicial fijado ha aumentado en 4,2 millones y se sitúa en 4.354,3 millones. De estos se han utilizado ya 897,5 (el 20%).

La razón no es otra que el incremento en las partidas de personal, en los gastos financieros (intereses) y en las transferencias corrientes (subvenciones, principalmente). En concreto, el capítulo de personal ha aumentado en 8,5 millones de euros, un 4,7%, y eso pese a que en el presupuesto para todo el año se preveía una reducción del 0,3%. Hasta ahora la única medida de ajuste que ha planteado la DGA en este sentido es la de aplicar el decreto de Zapatero que incluye un recorte en la nómina de los trabajadores de la administración de entre un 2% y un 7%. Con esta iniciativa, ahorrará 158 millones, que se reflejará a partir de junio, lo que puede acabar arreglando las cifras a final de año.

Más deuda, más intereses

También se han incrementado los gastos financieros considerablemente (un 87,6%). No en vano, la DGA ha duplicado su deuda este año. Y siguen aumentando también las transferencias corrientes (un 2,2%), pese que el presupuesto planteaba un recorte de hasta el 3%. El Ejecutivo ya ha repartido, a fecha 31 de marzo, 660,8 millones de euros de los 3.039,9 presupuestados. Y pese a la tendencia, el Gobierno insiste en que no hay que hacer más recortes. La única actuación que se ha anunciado es la reestructuración de empresas públicas, aunque ni siquiera se sabe aún qué ahorro supondrá.

En el único apartado en el que sí ha habido un esfuerzo es en el de adquisición de bienes corrientes y servicios. La DGA ha logrado recortar 7,8 millones de euros, un 20%, respecto al mismo periodo de 2009. No obstante, es una de las partidas que se ha modificado para incrementar el montante económico disponible. En concreto, ha aumentado en 2,3 millones hasta los 198,8 millones. De estos, se han gastado ya 31,2 (el 15,7%)

La cruz de esta liquidación también está en el capítulo inversor donde los recortes no paran. Si en el presupuesto de este ejercicio, se preveía una rebaja del 14%, la comparativa con el primer trimestre de 2009 no arroja datos positivos. Al contrario. Hasta seis millones se han quedado de momento por el camino, un 6,3% menos de los que se había ejecutado por esas fechas en 2009. Incluso en el apartado de inversiones reales se han recortado 13,3 millones de los 349,1 iniciales. Además, la ejecución solo alcanza el 8,75%, mientras que la del gasto corriente supera el 20%.

En el global de los gastos financieros, la situación no es mejor. La espada de damócles que supone el aumento de la deuda hasta los cerca de mil millones condiciona este capítulo, que se ha duplicado hasta los 115,1 millones de euros. No obstante, mientras el importe de las amortizaciones crece en 100 millones (de 6,5 a 106,5), los activos financieros, sin embargo, se reducen en 41,5 millones respecto a 2009. En cambio, la ejecución presupuestaria es muy elevada y ya se ha completado prácticamente la mitad de la cuantía disponible.

Mientras, los ingresos corrientes siguen cayendo. La DGA ha recaudado en los tres primeros meses del año 41,3 millones de euros menos que en el mismo periodo de 2009. En concreto, las arcas autonómicas han percibido 884,5 millones de los 4.350,7 previstos (el 20,3%). La recaudación vinculada al patrimonio es la que más se resiente junto con los impuestos directos (IRPF, sucesiones y donaciones...) e indirectos (actos jurídicos documentados, IVA...).

Por su parte, fuentes del Gobierno de Aragón eludieron hacer algún tipo de declaración de cómo se está ejecutando el presupueto en los tres primeros meses.

Etiquetas