Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CUENTAS PÚBLICAS

El Gobierno de Aragón dice que "aclarará lo que haya que aclarar"

Larraz ofrece todo tipo de colaboración al Tribunal de Cuentas y enfatiza que sus informes, hasta ahora, nunca han acabado en un enjuiciamiento "penal o contable".

"No he visto ningún informe del Tribunal de Cuentas en el que no se observen errores y problemas administrativos. Otra cosa es que interviniera la Fiscalía, ¿verdad? Eso sí que sería un tema complicado de decirlo". De esta forma, el consejero de Economía, Alberto Larraz, trataba de minimizar hace poco más de un mes las irregularidades contables ya detectadas en las cuentas de la DGA de 2004 y 2005 y que han desembocado ahora en presuntas "infracciones penales" en la Fiscalía, sin que ayer supiera dar una explicación del cambio radical del caso. "Estoy convencido de que no llegaremos a mayores", contestó de forma evasiva a la Prensa.

Unas horas después de que Larraz hablara en su visita a la Expo, fuentes oficiales de la DGA aseguraron que no tenían notificación del Tribunal de Cuentas sobre petición de información adicional por presuntas "infracciones penales" y reiteraron en varias ocasiones su ofrecimiento de colaboración para "aclarar lo que haya que aclarar".

El consejero puso de manifiesto que hasta ahora solo se les había pedido información adicional sobre 14 o 16 expedientes "con problemas contables". A renglón seguido, puso en evidencia la situación al intentar rebajar su importancia: "Y lo que no ha ocurrido nunca es que la Fiscalía no se haya quedado conforme con la información dada y nunca jamás han entrado en ningún tipo de procedimiento penal ni contable. Nunca ha ocurrido en la comunidad autónoma".

En el objetivo de defender una política de contratación que pone en tela de juicio el Tribunal de Cuentas, las citadas fuentes oficiales de la DGA llegaron a resaltar en varias ocasiones que nunca han adjudicado nada en contra de los criterios expresados por las mesas de contratación.

Además, desde la DGA se remarcó que los servicios jurídicos se pusieron ayer mismo a disposición de la Fiscalía del Tribunal de Cuentas para aclarar cualquier cuestión acerca de la gestión desarrollada en los ejercicios a examen, los de 2004 y 2005.

El consejero insistió en la tesis de que los problemas detectados son menores. "Alguna irregularidad administrativa en algún procedimiento es imposible que no se encuentre", dijo.

Alberto Larraz también dijo que estaba "tranquilo" y había pedido comparecer en la Comisión de Economía de las Cortes para dar explicaciones sobre la cuestión de forma profusa. Y planteó que le gustaría que la fecha se fijara cuanto antes "para no dejar el asunto abierto". La oposición considera insuficiente que acuda de nuevo para dar cuenta de la gestión y exige directamente que vaya el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, como máximo responsable de la gestión autonómica.

Etiquetas