Aragón
Suscríbete

CONFLICTO POR EL ARTE SACRO

El fallo judicial por los bienes podría demorarse hasta el mes de septiembre

El proceso civil, cuya vista oral se celebró en Lérida el pasado 18 de mayo, ni siquiera está todavía visto para sentenciaLa causa del retraso son las diligencias solicitadas por los abogados de los obispados en la fase final del pleito.

El juicio celebrado en Lérida el 18 de mayo levantó gran expectación.
El fallo judicial por los bienes podría demorarse hasta el mes de septiembre
RAFAEL GOBANTES

HUESCA. Se está haciendo de rogar, y todavía podría demorarse bastante tiempo más. La vista oral del juicio civil por la propiedad de 87 de los 112 bienes en litigio entre los obispados de Barbastro-Monzón y Lérida se celebró el pasado 18 de mayo, pero casi dos meses después ni siquiera está todavía visto para sentencia, y teniendo en cuenta que agosto es un mes inhábil en la Justicia, algunos de los abogados que participan en este proceso temen que el fallo se retrase hasta septiembre.

El motivo son las distintas solicitudes que las partes han presentado en la fase de diligencias finales. Cabe recordar que la primera fue la que ya expuso en el juicio el abogado del obispado de Lérida, que como en la vista previa celebrada en el mes de enero, pretendía presentar nuevos documentos que, a su entender, probaban que la propiedad corresponde a esa diócesis.

La titular del Juzgado de Primera Instancia número 4 de la capital ilerdense, Beatriz Terrer, lo rechazó, pero mientras lo estudiaba, el letrado que defiende los intereses de Barbastro-Monzón, Hipólito Gómez de las Roces, registró un escrito para pedir a la magistrada que, antes de decidir sobre la demanda presentada por la asociación Amics del Museu de Lleida, tuviera en cuenta el informe favorable de la Fiscalía de Huesca en el proceso del exequátur instado por Barbastro para lograr la homologación y ejecución de los decretos vaticanos que ordenan a Lérida devolver las 112 piezas.

Recursos

Terrer todavía no ha resuelto sobre esta petición, y se da la circunstancia de que pocos días después el juez de Barbastro dictó un auto en el que rechazaba el exequátur, por lo que el abogado de Lérida, Javier Gonzalo, solicitó que también se considerara esta decisión -que ha sido recurrida tanto por el fiscal como por la diócesis barbastrense y el Gobierno de Aragón-.

Una vez que la juez se pronuncie sobre este asunto, lo lógico sería que declarara el juicio, por fin, visto para sentencia. No obstante, según fuentes jurídicas, es posible que conteste a esta petición en el propio fallo, y también podría ocurrir que el caso quedara visto para sentencia y esta se conociera ya al día siguiente, algo que, según las mismas fuentes, "es muy frecuente".

La legislación establece que a partir del momento en el que un proceso queda visto para sentencia, el juez dispone de 20 días hábiles para emitir su veredicto, por lo que si tras cumplir el trámite que le falta la magistrada decidiera agotar el plazo, el fallo podría demorarse prácticamente hasta mediados de septiembre.

Entre tanto, lo que sí avanza es la instalación del equipamiento del nuevo Museo Diocesano de Barbastro, que se espera esté concluida en septiembre, aunque el obispado todavía no ha fijado la fecha de inauguración.

Inmediatamente antes de su apertura, se constituirá el patronato que se encargará de su gestión, y en el que estarán representados la diócesis, el Ayuntamiento de Barbastro y el Gobierno de Aragón, entre otras instituciones y entidades.

Etiquetas