Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TRÁFICO/ARAGÓN

El director de Tráfico cree que la solución es el desdoblamiento y no opina del peaje

Pere Navarro aduce que carece de "elementos suficientes" para poder pronunciarse sobre la liberalización de la AP-2, aunque sabe que el tema se está "estudiando".

Tajante sobre la necesidad imperiosa de llevar a cabo al desdoblamiento de la N-232 y la N-II (aunque no se refiriera expresamente a esta última vía), y sin entrar a opinar acerca de la liberalización del peaje de la autopista de la AP-2. Así se mostró ayer en la capital aragonesa el director general de Tráfico, Pere Navarro, que compareció en rueda de prensa para presentar la intensificación de la campaña de vigilancia del exceso de velocidad, que se va a llevar a cabo hasta el 24 de este mes.

El accidente mortal que costó la vida a dos personas en Luceni (Zaragoza), según aseguró Pere Navarro, viene a "reforzar y confirmar" la "necesidad" del desdoblamiento. En su opinión, estamos ante un "caso claro de tramo de concentración de accidentes", aunque reconoció que pasará cierto tiempo hasta que termine toda la tramitación y se vean máquinas en la vía. "Es la forma de hacer bien las cosas, las carreteras tienen su proceso, su procedimiento y hay que seguirlo", afirmó.

Mientras tanto, hizo hincapié en que en estas rutas se pueden tomar medidas, como incrementar los radares, los avisos a los conductores o mejorar la rotulación y la iluminación. A su juicio, en estas zonas la velocidad no es el elemento más determinante, sino conductas antirreglamentarias y que el conductor arriesga y apura en el momento de adelantar.

No obstante, recalcó que la "única solución buena y razonable" pasa por el desdoblamiento, y que este se encuentra ya "encarrilado".

Por su parte, el secretario de Estado de Planificación, Víctor Morlán, quiso dejar clara la postura del Ministerio de Fomento ante el siniestro mortal, e insistió en que su equipo está trabajando para poner en marcha los mecanismos necesarios para que estos siniestros no se repitan. "Lo que estamos haciendo es iniciar los trámites para desdoblar esa carretera, al igual que la N-II, algo que no se contemplaba hasta que llegamos nosotros al Gobierno. Estamos estudiando ver qué fórmulas hay que nos permita eliminar o minimizar este tipo de accidentes. Llevamos trabajando un mes o mes y medio", aseguró en Huesca en declaraciones a Aragón Press.

Acerca de la posibilidad de liberalizar el peaje de la AP-2, como vienen reclamando sin descanso desde hace años los municipios del itinerario sin desdoblar de la N-II entre Alfajarín y Fraga, el director general de Tráfico justificó que no tenía "elementos suficientes" como para opinar sobre el tema. Reconoció que en Europa está imponiéndose la "tendencia" de pasar del peaje como "sistema de financiación" para pagar una infraestructura (como se ha hecho tradicionalmente), a su utilización como "sistema de gestión de tráfico". De esta forma, el coche con alta ocupación paga menos y se intenta canalizar un determinado tipo de tráfico a una vía u otra.

Se reabre la polémica

Los llamamientos a las administraciones para intentar evitar el costante goteo de muertes volvieron a repetirse. El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, pidió a las administraciones implicadas, en especial al Ministerio de Fomento, que agilicen los trámites y dispongan el presupuesto necesario para el desdoblamiento de ambas nacionales.

Otra voz que se sumó fue la de la Federación de Transportes y Mar de UGT Aragón, que reclamó con "total urgencia" la implantación de "medidas drásticas". Estas soluciones fueron ya planteadas por la federación el pasado 19 de junio.

CHA también exigió que se aceleren los trámites de las obras de la N-232 a través de mayores partidas presupuestarias e insistió en liberar el peaje de la AP-68.

Asimismo, la Asociación de Moteros de Aragó también quiso dejar claro su apoyo a la liberalización de los peajes de ambas autopistas. El colectivo mantiene que la mejora de seguridad vial no debería ser una cuestión monetaria y que el coste de la iniciativa debería ser asumido por "el Gobierno central (en su mayor parte", ya que las dos vías son de titularidad estatal y con una mayoría de tráfico de comunidades limítrofes que las emplean en trayectos de largo recorrido. Los moteros entienden que se está produciendo un "debate estéril".

Alcaldes y transportitas afectados por la N-II han anunciado movilizaciones si no se producen avances este verano.

Etiquetas