Despliega el menú
Aragón

El delegado del Gobierno en Aragón no descarta ayudas extraordinarias para los afectados por el incendio

El delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, ha asegurado que se está estudiando la posibilidad de conceder ayudas extraordinarias a quienes han sufrido pérdidas en sus campos o casas por el incendio de este fin de semana de Mequinenza y Fayón (Zaragoza).

El delegado del Gobierno se ha reunido hoy en Fayón con el alcalde del municipio, José Abenia, para valorar daños y acciones sobre este incendio, declarado a las 13.00 horas del pasado sábado y que ha afectado a 1.180 hectáreas de terreno, 812 de superficie forestal y el resto de campos de cultivo.

Aunque Fernández ha reconocido a los medios, tras la reunión, que es "pronto" para cuantificar los daños que se han sufrido, ha explicado que además de los campos quemados hay "numerosas masías" dañadas.

Para los propietarios de estas tierras y casas existe la opción de aprobar ayudas extraordinarias, además de recibir ayudas del Departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón y de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), en el caso de infraestructuras de regadío.

En este sentido, fuentes de la Delegación del Gobierno han apuntado que se va a enviar a la zona a un técnico de protección civil de la institución para que ayude al Ayuntamiento de Fayón en la evaluación de los daños, sobre todo de las masías.

Los afectados todavía no han recibido permiso para acercarse a ver el estado en el que han quedado sus propiedades, porque el acceso a la zona quemada es "muy difícil".

Fernández ha dicho que se están investigando las causas del siniestro y, aunque se ha apuntado a la quema de rastrojos como la más probable, ha insistido en que ésta es "sólo una de ellas" y que "continúan abiertas todas las hipótesis" y ha apuntado que no se está investigando a nadie en concreto y que no hay ningún detenido como causante de este incendio.

Además, ha señalado que en ningún caso ha habido peligro para la población y en ningún momento se temió que las llamas alcanzaran algún núcleo habitado.

Ha pedido que se extreme la precaución ante lo "complicado" que se prevé este verano en cuanto a incendios, puesto que las temperaturas están siendo muy altas después de un otoño y un invierno que fueron muy lluviosos, lo que ha generado que haya mucha vegetación que arde con facilidad.

Por su parte, el alcalde de Fayón, José Abenia, ha dicho que hay fincas y masías "gravemente afectadas" y ha agradecido el "interés" que han puesto todos quienes han colaborado para sofocar el incendio.

También espera que lleguen las ayudas para que los agricultores puedan recuperar sus tierras y masías.

Etiquetas