Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El clan cobra peso

La Operación Molinos se dirigió contra la alcaldesa de La Muela, su familia, sus aliados políticos en el Ayuntamiento, algunos funcionarios públicos y, sobre todo, empresarios vinculados con la construcción y las operaciones inmobiliarias. De los 36 imputados que hay actualmente, tan solo tres estuvieron en prisión preventiva. Estos fueron la propia alcaldesa, que pasó cuatro meses y a la que se le impuso una fianza de 800.000 euros; el concejal Juan Carlos Rodrigo, que salió a los tres meses tras pagar 150.000 euros; y el empresario José Carlos Fernández Delgado, que permaneció encarcelado 68 días y abonó 250.000 euros. Julián de Miguel, responsable de Aranade, empresa que gestionaba el urbanismo de La Muela, eludió la cárcel con 120.000 euros de fianza.

Todo hace pensar que los tres miembros de la familia Pinilla que declararon ayer ante la Policía en calidad de detenidos terminaran finalmente imputados en el procedimiento que tramita el juzgado de La Almunia. Entonces, serán ya siete los familiares implicaos en la trama, lo que confiere al clan un peso muy importante en todo el entramado.

El que fuera alcalde de La Muela y primo de Mariví Pinilla, Carmelo Aured, no entró en prisión ni tuvo que pagar fianza. Sin embargo, su figura siempre ha tenido una relevancia destacada en todo el entramado. De hecho, ha arrastrado a testaferros, como Félix Latorre Serrano, y a empresarios como Arturo Beltrán. Las relaciones de Aured a la hora de lograr información para sus amigos constructores han llevado también al juzgado al socialista Antonio Becerril, que a raíz de una imputación por supuesta revelación de secretos dejó de ser responsable de infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza. Su abogado ha pedido que se archive la causa, pero el juez aún no se ha pronunciado.

En el apartado de funcionarios y miembros del consistorio de La Muela, el juez ha imputado al concejal Fernando Barba Marcén, al arquitecto municipal Francisco Núñez y al secretario Luis Ruiz Martínez. También se ha tomado declaración a Carlos Martín Rafecas, subdirector provincial de Urbanismo del Gobierno de Aragón y al secretario del Ayuntamiento de Cuarte, Fernando Della-Casa. Aunque ahora ya está fuera de la política, la citación como imputado de Rodolfo Aínsa, ex senador del PP, tuvo gran repercusión.

Entre los empresarios más significados por el volumen de negocio que hicieron en La Muela, está Francisco Aramburu, de Construcciones Sagain.

Etiquetas