Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CALATAYUD

El brote de sarna agotó el tratamiento en varias farmacias de Calatayud

A mediados de semana hubo que reponer este medicamento, poco habitual y del que las boticas no suelen tener gran cantidad

Durante toda la pasada semana han sido muchas las personas que han acudido a las farmacias bilbilitanas en busca de permetrina al 5%, ya fuera para combatir las molestias que les estaba causando el pequeño ácaro Sarcoptes scabiei o como prevención para evitar el contagio de la sarna. Y, como consecuencia, varias farmacias lo agotaron.

La botica que ayer estaba de guardia en Calatayud, situada en el paseo de Sixto Celorrio, había vendido este sábado dos unidades de Sarcop y contaba con más suministro. Fue el pasado lunes cuando los farmacéuticos empezaron a notar las ventas de esta crema para la sarna -en algún caso ya se vendió el viernes- y que se agotó conforme se fue extendiendo el brote. Por ser una enfermedad poco habitual no suelen ser muchas las unidades de esta crema que normalmente hay en las farmacias, aunque coinciden varios profesionales en señalar que todos los años se registra algún caso suelto.

Con el brote de escabiosis que hasta el viernes había afectado a más de un centenar de personas, algunos bilbilitanos han rememorado un episodio similar que ocurrió hace años, (otros concretan que en 1982). En la farmacia que hay frente al Hospital Ernest Lluch de Calatayud, donde se originó el brote de sarna, atendieron a principios de semana a muchos de los trabajadores del hospital contagiados.

La aplicación del tratamiento a modo de prevención para los contactos de los contagiados y la precaución de otros empleados del centro hospitalario, ha ido incrementando las ventas durante la semana. La permetrina es una solución que se aplica por todo el cuerpo durante 24 horas y normalmente basta con hacerlo una sola vez para eliminar el problema. De los 49 casos de sarna notificados el viernes, (ayer no se comunicaron datos), 30 eran trabajadores, 9 pacientes y 10 personas que han tenido relación con los anteriores.

Relaciones de transmisión

Para el control epidemiológico del brote y con el fin de frenar su propagación se investigan las posibles relaciones de transmisión, tanto de la persona que pudo ser el origen como de cada una de las que con posterioridad se han convertido en un caso más. Aunque no tengan síntomas de la enfermedad, esos contactos reciben el tratamiento y a quienes la padecen se les recomienda que estén en casa al menos un día después de iniciarlo, de manera que suelen pasar dos días.

Según explicó el Jefe del Servicio Provincial de Epidemiología, Juan Pablo Alonso, la ropa de cama y personal de alguien que sufre sarna “no es contagiosa más que inmediatamente después de que la haya usado”, indicó. Puede ser mayor el nivel de contagio con la ropa del caso índice, donde se inició la cadena, ya que podría haber más ácaros viviendo en la persona, “pero ese mecanismo de transmisión no tiene apenas importancia en comparación con el contacto directo que es la verdadera vía de contagio de la sarna”, indicó Alonso.

Etiquetas