Aragón
Suscríbete

EDUCACIÓN

El Ayuntamiento de Zaragoza garantiza el pago de las becas del comedor

El compromiso del Gobierno del PSOE es mantener los 274.000 euros más la aportación recibida por el Estado a través de los Fondos de Inmigración, que ronda los 100.000 euros al año, a dichas becas.

El Ayuntamiento de Zaragoza mantendrá su aportación a las becas de comedor y a la educación pública en Zaragoza para este curso escolar, ha dicho el vicealcalde de la ciudad, Fernando Gimeno.

El compromiso del Gobierno del PSOE es mantener los 274.000 euros más la aportación recibida por el Estado a través de los Fondos de Inmigración, que ronda los 100.000 euros al año, a dichas becas.

En la rueda de prensa posterior al Gobierno de Zaragoza, Gimeno ha recordado al Gobierno de Aragón que los comedores escolares y las escuelas infantiles no son de competencia municipal, por lo que no le puede exigir a la ciudad que aporte más cantidad de dinero de la que recibe en compensación.

Gimeno ha anunciado que técnicos municipales recorrerán todos los colegios para explicar a la comunidad escolar los recursos que dedica la ciudad al sector de la educación pública, "muy por encima" de sus obligaciones.

El vicealcalde ha asegurado que el Ayuntamiento "seguirá pagando lo que paga siempre" pero "lo que no puede ser es que siga pagando lo que la DGA no le paga".

Según Fernando Gimeno, el Ayuntamiento gasta cerca de 20 millones de euros por servicios educativos que en su mayoría no son de su competencia.

Por ello, ha dicho, espera que el Ejecutivo autonómico también cumpla con las subvenciones debidas y comprometidas en las once escuelas infantiles y que ascienden a un millón y medio de euros que el Consistorio todavía no ha cobrado.

Anualmente, la capital aragonesa invierte 19,9 millones de euros en los 79 colegios públicos para hacer frente al personal, conservación del centro, limpieza y gastos de luz, agua, gas y combustible.

Además, invierte unos 80.000 euros procedentes de ayudas de urgencia para acceso de distintos ciudadanos a comedores y escuelas infantiles, a los que se suman otros 150.000 euros provenientes de los fondos de los planes integrales del Casco Histórico y del Barrio Oliver destinadas a comedores de la educación pública.

Gimeno ha asegurado entender los problemas económicos que atraviesa el Gobierno de Aragón pero no comparte que "intenten trasladarlos a otros" y más "cuando el Ayuntamiento está adelantando dinero al Ejecutivo autonómico.

Etiquetas