Aragón
Suscríbete

POST EXPO

El ambicioso Instituto de Cambio Climático se queda en un centro de ámbito regional

El Gobierno central anunció un referente a nivel internacional, pero el planteamiento actual es mucho más modestoLa convocatoria para elegir al director científico no puede aspirar a lograr una figura de primer nivel.

El Instituto de Investigación sobre Cambio Climático tendrá su sede en una de las tres plantas del pabellón de España de la Expo.
El ambicioso Instituto de Cambio Climático se queda en un centro de ámbito regional
OLIVER DUCH

Primero se anunció como un proyecto muy ambicioso que convertiría a España en un referente internacional. Durante más de tres años, los sucesivos retrasos acumulados y los detalles que se fueron conociendo invitaron al escepticismo -si no directamente al pesimismo-. Y ahora se confirma que la crisis y las urgencias económicas del Gobierno central han reducido el Instituto de Investigación sobre Cambio Climático (I2C2) a un centro de ámbito prácticamente regional.

Por de pronto, la comisión permanente del consorcio encargado de poner en marcha y gestionar el nuevo organismo que tendrá su sede en el pabellón de España de la Expo ya ha lanzado las convocatorias para designar al gerente y al director científico del I2C2. Y aunque en tiempos de la Expo se dijo que esa última figura se elegiría tras una convocatoria anunciada en las más prestigiosas revistas científicas, la realidad es que las condiciones económicas del puesto obligan a ser menos ambicioso.

«El sueldo será de 60.000 euros brutos más otros 15.000 por objetivos -explican fuentes conocedoras del proceso-. Con ese dinero puedes contratar a alguien que sea bueno, pero no a una figura internacional de primer nivel... con publicarlo en los boletines basta».

Pero no solo es eso. Las propias instituciones que forman parte del consorcio -el Ministerio de Medio Ambiente, el de Ciencia e Innovación, el Gobierno de Aragón, el CSIC y la Universidad de Zaragoza- asumen que el planteamiento actual para crear el Instituto de Cambio Climático es mucho más modesto de lo que se habló en los primeros momentos.

«Es verdad que las expectativas eran otras, pero hoy por hoy es imposible hacer lo que se planteó entonces -reconocen fuentes del Gobierno de Aragón-. Las circunstancias económicas son las que son y lo que tenemos que hacer es acertar con la figura del director científico porque resulta fundamental que el elegido sepa tirar del proyecto aunque no disponga de mucho dinero... cuan- do vuelvan las vacas gordas ya creceremos».

La propia DGA admite también que ni siquiera está garantizado que el Instituto de Cambio Climático sea el gran referente en esta materia a nivel nacional, algo que se debe a que los dos ministerios implicados no han apostado decididamente por ello. «Cuando se plantea un proyecto de esta envergadura siempre surgen otras iniciativas que actúan como verdaderos tiburones, ya se sabe cómo son estas cosas», comentan en el Ejecutivo con resignación.

Desde el CSIC y desde la Universidad de Zaragoza también se deja claro que ya no hay que pensar en el I2C2 como en el gran centro de referencia que anunció la ex vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega. «Será un buen instituto de investigación como otros que ya existen en Aragón, pero no mucho más al menos de momento -explican fuentes de estas instituciones-. Y desde luego no tendrá nada que ver con lo que propuso el grupo de expertos y lo que impulsó el anterior secretario de Estado de Investigación, Carlos Martínez».

La comisión permanente del I2C2 espera tener cubierto el puesto de gerente para junio. La plaza de director científico podría tener dueño hacia el mes de octubre, cuando se haya resuelto una segunda convocatoria pública a la que puede optar todo aquel que cumpla los requisitos que se especifiquen.

Más información en la edición impresa de HERALDO DE ARAGÓN

Etiquetas