Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

BIENES DEL ARAGÓN ORIENTAL

El alcalde de Lérida apuesta por reabrir las negociaciones para solucionar el conflicto

El alcalde de Lérida, Ángel Ros, ha dicho en Zaragoza que "hay que volver a sentarse a negociar" para poner fin al conflicto de los bienes religiosos entre el obispado de Barbastro-Monzón y la Diócesis leridana.

Ros, que presentó en el pabellón de España de la Expo de Zaragoza los nuevos proyectos empresariales y culturales de Lérida, ha recalcado que "el arte debe unir y no separar".

El alcalde ha insistido en que hay que retomar el camino de las negociaciones y ha recordado que hace dos años las dos diócesis estuvieron "a punto de llegar a un acuerdo" que finalmente no se ejecutó por la presencia de "alguien que no tenía interés" en que terminara el conflicto.

Ros, que no ha querido citar a esa persona, ha explicado que el acuerdo consistía en crear "un ente" por encima de los dos consorcios que permitía el concepto de "unicidad" de la colección pero que al mismo tiempo preveía la "itinerancia y el compartir" de las obras.

Respecto a la sentencia del Vaticano que ordena a la Diócesis de Lérida la devolución de los bienes religiosos que reclama el obispado de Barbastro-Monzón, el alcalde ha dicho que las leyes de patrimonio tienen la misma validez que las que rige el derecho canónico.

Todas las leyes están para cumplirse, ha aseverado Ros, quien ha apuntado que hasta que el Tribunal de La Rota no dé contestación escrita al recurso que se interpuso desde Lérida a esta sentencia, no sabrán si es o no recurrible.

Etiquetas