Aragón
Suscríbete

COLEGIOS EN ZARAGOZA

Educación propondrá que los padres paguen por el comedor escolar en función de la renta

La consejera aboga por la progresividad y por extender las subvenciones a la concertada. La federación de padres Fecapa amenaza con ir a los tribunales si no recibe ayudas directas.

Dos monitoras sirven la comida en el colegio Gascón y Marín de Zaragoza.
Educación propondrá que los padres paguen por el comedor escolar en función de la renta
HERALDO

El Departamento de Educación quiere aplicar criterios de progresividad a las tarifas de comedor escolar para que las familias paguen en función de sus rentas, al igual que se va a hacer con los libros de texto. En la actualidad, la DGA subvenciona parte del precio del comedor de los centros públicos (unos 14-15 euros) y el resto (unos 77 euros) lo abonan los padres. Esta última cantidad solo disminuye si el menor recibe una beca.

La consejera Dolores Serrat propone que esos 77 euros dejen de ser invariables y se ajusten a los recursos de los solicitantes. La idea se planteará a las asociaciones de padres en los próximos meses, pero no se aplicará este curso. De momento, se mantendrán los precios y el sistema de becas actuales.

En esas futuras reuniones se debatirán los umbrales de renta y si habrá variaciones también al alza. Es decir, si se darán casos en los que una familia tenga que pagar más de los 77 euros actuales por tener una renta alta. "Se hablará y debatirá. No hay nada cerrado. Es una medida para caminar hacia la eficiencia y dar un respaldo a los que menos tienen", dicen en el Departamento.

Serrat apuesta, además, por dejar de considerar decisiva la diferencia entre colegio público y concertado como un criterio a la hora de brindar las subvenciones. "Es la misma política que se busca con la gratuidad de los libros de texto y con el resto de productos subvencionados. Se trata de ayudar a quienes más lo necesitan, esa es la prioridad", argumentan en Educación.

Recientemente, el consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Ricardo Bermúdez de Castro, ya recalcó que el Ejecutivo autonómico es partidario de la progresividad en el asunto de los libros de texto, ya que no "es lógico que cualquiera tenga gratuidad sin tener en cuenta su renta".

Por otro lado, la Federación Cristiana de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Aragón (Fecaparagón) ha enviado una carta formal al Departamento de Educación, Cultura y Deporte de la DGA para exigir que los niños matriculados en centros concertados puedan acceder a los servicios de comedor en igualdad de condiciones que los chavales que acuden a los colegios públicos.

A juicio de Fecapa se está vulnerando el derecho constitucional a la libertad de elección de centro ya que, como las subvenciones apenas llegan a los colegios concertados, los padres también tienen en cuenta que deberán asumir un coste 'extra' si los eligen para sus hijos. Además, el presidente de Fecaparagón, Pedro Martínez, aseguró que si su solicitud no se resuelve en el tiempo reglamentario, acudirán a los tribunales para interponer un contencioso.

Según explican, en el año 2010, la DGA financió los comedores escolares de colegios e institutos con 5.925.604 euros, pero solo 77.140 se destinaron a la concertada. Según los cálculos de Fecapa, esto hace que los padres que llevan a sus hijos a colegios públicos gasten unos 70 euros al mes, mientras que la factura de quienes optan por la educación concertada asciende a entre 90 y 100 euros. "Esto hace que haya una desigualdad en el trato que se da al alumno y que una familia pueda desechar la idea de llevar a su hijo a un centro concertado solo por motivos económicos", argumenta Martínez.

Recomiendan ampliar el servicio

Por otra parte, en la carta que han enviado a la consejera, Dolores Serrat, hacen hincapié en que el último informe del Consejo Escolar de Aragón recomienda "que se amplíe el programa de servicios complementarios (que incluyen el comedor) a todos los centros escolares sostenidos con fondos públicos de Aragón".

No obstante, la presidenta del Consejo Escolar de Aragón, Carmen Solano, explicó que lo que se recomendó, sobre todo debido a las dificultades que están atravesando las familias por la crisis, fue que se incrementasen todo tipo de becas y ayudas -aunque sin especificar el centro de destino ni su titularidad-. En uno de los apartados, el informe recogió que "se hace necesario un incremento tanto del número de centros donde se llevan a cabo los servicios complementarios como de las partidas presupuestarias destinadas a ellos, con el fin de conseguir, por un lado, aproximarnos más a una verdadera educación obligatoria gratuita y de calidad, y por otro, dar respuesta a las necesidades de la sociedad actual en materia educativa, especialmente en época de crisis".

Desde la consejería de Educación se asegura que conocían ya esta petición de Fecapa y aplazan este debate a la mesa de trabajo que se convocará, previsiblemente, antes de que termine el mes y en la que participarán todos los agentes relacionados con la educación.

Etiquetas