Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EN SALLENT DE GÁLLEGO

Dos montañeros británicos fallecen en los Pirineos

Se desconocen las identidades de las dos víctimas, de entre 40 y 50 años, así como las circunstancias en las que se ha podido producir el siniestro.

Lugar aproximado del accidente
Dos montañeros británicos fallecen en los Pirineos
HA

Dos montañeros británicos han muerto este miércoles en los Pirineos al caer por un nevero situado en las inmediaciones del Pico de Frondiellas (3.071 metros), en el término municipal de Sallent de Gállego.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Huesca han informado de que los cuerpos de los dos montañeros han sido ya rescatados por efectivos de montaña de la Guardia Civil y trasladados a Jaca.

Se desconocen las identidades de las dos víctimas y las circunstancias en las que se ha podido producir el siniestro, que ha sido hecho público esta tarde por las citadas fuentes.

Según ha informado el guarda del refugio de Respomuso, perteneciente a la red de la Federación Aragonesa de Montañismo, el accidente se habría producido en el camino que pasa por este refugio y conduce hacia los lagos de Arrieles y que forma parte del GR-11.

Se trata de una zona muy transitada en verano, pero que en esta época todavía tiene bastante nieve, lo que la convierte en peligrosa, sobre todo por el riesgo de avalanchas que se producen del Pico de Frondiellas.

Los dos montañeros, al parecer de entre 40 y 50 años, llevaban equipamiento suficiente para realizar este tipo de travesía y el accidente se habría producido como consecuencia de un resbalón y la caída por el nevero, según las fuentes.

Una zona trágica

Los alrededores del refugio de Respumoso son una zona muy transitada en verano, época en la que se concentran los accidentes, pero que en primavera todavía tiene bastante nieve, lo que la convierte en peligrosa por el riesgo de avalanchas que se producen precisamente en el Pico de Frondiellas.

En agosto de 2008, un montañero catalán de 33 años murió también en este pico al despeñarse entre 60 y 80 metros. El trágico accidente tuvo lugar en una zona de crestas, concretamente en la Arista Rubach. Fuentes del operativo de emergencia relataron que se trataba de un área que no entraña demasiada dificultad, pero en la que es fácil toparse con bloques de roca sueltos y sufrir un accidente. Al parecer, según dichas fuentes, fue precisamente esto lo que sucedió: uno de los bloques a los que se sujetaba el montañero se soltó, provocando que se despeñara cerca de 80 metros.

Dos años antes, en verano de 2006, un vasco de 56 años fallecía en la misma zona, cuando un grupo de cinco personas se encontraba caminando por este pico, en las cercanías del refugio de Respumoso, y al intentar flanquear un paso complicado se desprendió una roca que provocó el fatal accidente.

Etiquetas