Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SANIDAD-ARAGÓN

Diez mil empleados de la DGA podrían ir a la huelga si no se les mejora el sueldo

Los funcionarios de la Administración general piden que se iguale su salario al de los trabajadores de los servicios transferidos.

Los funcionarios de la Administración general -que trabajan en la DGA- se concentrarán hoy frente al edificio Pignatelli de Zaragoza para exigir que se equiparen sus salarios con los de los empleados de otros servicios transferidos (en concreto con los de Sanidad). Los afectados consideran que existe un "desequilibrio" respecto a otros trabajadores que han renovado las condiciones de su carrera profesional y que, por tanto, tienen unas retribuciones superiores.

En protesta por esto, hoy entregarán en el Gobierno de Aragón 7.000 firmas (en este sector trabajan unas 10.000 personas), se programará una "gran manifestación" y "no se descarta ir a la huelga si no se atienden las demandas", explicó el secretario general de UGT, Daniel Alastuey.

"Los trabajadores de la Sanidad lograron llegar a un acuerdo con la DGA el pasado mes de octubre y han mejorado su carrera profesional, mientras que los de la Administración general se han quedado en la misma situación", denunció el representante sindical. "Son categorías similares, ya que en las dos hay cocineros, conductores... ¿Por qué debe haber entonces diferencias en el sueldo?", apuntó Alastuey.

Este añadió que la situación genera un "mal ambiente" dentro de la Administración y una "disminución de la calidad de trabajo" por parte de la DGA, por lo que están dispuestos a iniciar movilizaciones si no se atienden sus peticiones. En concreto, piden que la mesa de negociación se abra antes de que termine el mes de junio.

Si esto no sucede y se llevan a cabo los paros, se verán afectadas todas las áreas de la Administración aragonesa excepto Sanidad, Justicia y Educación, cuyos trabajadores tienen un sistema retributivo aparte del resto. Perjudicaría a los servicios de carretera (reparación), las residencias de ancianos, los forestales, las tareas administrativas o la labor de los centros base (donde se evalúa la dependencia), entre otros.

Sin respuesta del Ejecutivo

Por su parte, el Gobierno de Aragón prefirió ayer guardar silencio respecto a este conflicto laboral y afirmó que no se harán declaraciones porque es un tema que si se trata, debe hacerse en una mesa de negociación, apuntaron ayer fuentes del Ejecutivo.

Etiquetas