Despliega el menú
Aragón

OLA DE INCENDIOS

Controlado el incendio de Jaulín, Valmadrid y La Puebla de Albortón tras arder 1.670 hectáreas

Los cerca de 200 vecinos desalojados en la noche del miércoles pudieron volver ayer por la tarde a sus viviendas,

Incendio en La Puebla de Albortón
Controlado el incendio de Jaulín, Valmadrid y La Puebla de Albortón tras arder 1.670 hectáreas
ESTHER CASAS

El incendio que se declaró al mediodía del pasado miércoles en el término zaragozano de Jaulín y que afectó a las localidades de Valmadrid y La Puebla de Albortón, se dio por controlado a las 18.00 de ayer, aproximadamente, tras arrasar 1.670 hectáreas de superficie forestal y agrícola. A esa hora, el fuego continuaba activo pero dentro de un perímetro que los retenes forestales y las distintas unidades enviadas a la zona para sofocarlo lograron delimitar tras horas de trabajo. En total, de esa superficie, 1.238 hectáreas es terreno forestal y 432 agrícola. El más afectado fue Valmadrid, con 985 hectáreas, seguido de la Puebla de Albortón (460), María de Huerva (160) y Jaulín (62).

Las llamas que durante la noche se acercaron peligrosamente a los núcleos urbanos de Valmadrid y La Puebla de Albortón no llegaron a tocar las casas, aunque quedaron muy cerca. Así se pudo comprobar por la mañana en las inmediaciones de las urbanizaciones Bosque Alto, Val del Pinar y Monte Pinar, situadas junto a Valmadrid aunque pertenecen al término de María de Huerva. "Las llamas llegaron a estar a 200 metros de las casas", explicó ayer el alcalde de Valmadrid, Alfredo López.

Los vecinos de La Puebla de Albortón fueron desalojados en la noche del miércoles debido al humo y la ceniza que llegaba hasta sus calles y no regresaron a sus casas hasta las 13.00 de ayer. Algunos habitantes de Valmadrid también fueron evacuados, pero hubo otros que durmieron en sus domicilios porque no se enteraron de que debían dejar sus viviendas.

Parte de las tareas de la noche de los equipos de extinción se centraron en hacer un cortafuego para evitar que el incendio saltase a la zona de pinares de la localidad de Fuendetodos. De hecho, durante la mañana una parte de los efectivos trabajó en ese punto.

Descenso de temperatura

El amplio operativo aéreo que se desplegó durante el día permitió controlar los focos más activos, los cuales se avivaron coincidiendo con las horas de más calor que, afortunadamente, fue menos duro que el día anterior. La temperatura máxima a las 14.00 de ayer era de 27,7 grados, según la Agencia Estatal de Meteorología. El trabajo de refresco llevado a cabo por helicópteros e hidroaviones, apoyado por las cuadrillas terrestres, permitió contener el avance del fuego, según informó ayer el Gobierno de Aragón.

Según explicaron estas fuentes, los trabajos de extinción se centraron en un primer momento en estabilizar la cola del incendio, que debido al fuerte viento y las altas temperaturas se extendió rápidamente. En las primeras horas evolucionó hacia Valmadrid empujado por las rachas de viento y, después, hacia la Puebla de Albortón debido a un cambio a cierzo.

Como ya hizo el día anterior, el alcalde de Valmadrid, Alfredo López, se mostró crítico con la actuación de los responsables de Medio Ambiente de la DGA porque el operativo contra el fuego "tardó demasiado tiempo en llegar" y el fuego saltó de los montes de Jaulín a los de su municipio. No obstante, ayer reconoció que en cuanto se presentaron, el trabajo fue eficaz y muy duro, aunque no se ha podido evitar que se hayan perdido cientos de hectáreas de pinos centenarios.

Durante todo el día, la piscina de su pueblo se convirtió en la fuente donde recogían agua todos los helicópteros que trabajaban en la zona. Esto supuso una gran ventaja para los equipos aéreos, aunque también se causó algún que otro destrozo en la instalación. López dijo estar agradecido al presidente de la DGA, Marcelino Iglesias, que ayer visitó la zona.

Etiquetas