Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

nueva normativa de tráfico

Conductores, motoristas y ciudadanos dudan de la eficacia de bajar la velocidad

Creen que reducir el límite de 120 a 110 km/h en autopistas y autovías no supondrá un ahorro energético importanteSolo los grupos ecologistas defienden la medida y piden que sea permanente.

La respuesta es casi unánime. Colectivos de automovilistas, moteros y ciudadanos consideran que la medida del Gobierno de bajar provisionalmente la velocidad a 110 kilómetros por hora en autovías y autopistas no supondrá un ahorro energético, tal y como se pretende. Solo las asociaciones de ecologistas se muestran a favor y piden que la restricción sea permanente.

Según las previsiones iniciales del Ministerio de Industria, la nueva limitación de velocidad, que comenzará a aplicarse el 7 de marzo, conllevará un ahorro de 1.400 millones al año, así como una reducción en el consumo de gasolina en un 15% y del diésel en un 11%.

«No se va a notar nada económicamente. La medida no tiene ningún sentido. No creemos que vaya a haber un ahorro anual en absoluto», replicó ayer Pilar Guinda, gerente de RACE Zaragoza, entidad que en los próximos días tiene intención de emitir un comunicado para argumentar su postura. «Son unas decisiones incongruentes. ¿Saben lo que cuesta cambiar todas las señales y la mano de obra que es necesario para ello? ¿Y modificar el reglamento? Hablan de 250.000 euros, pero? Esperemos que no tenga solo un efecto recaudatorio», puntualizó.

En ese mismo sentido, el presidente de Mutua Motera, Juan Manuel Reyes, consideró la medida «inapropiada» ante una crisis energética que «parece que no va a durar mucho tiempo». Recordó que en los años 70 también se 'frenó' la velocidad en las carreteras. «Pero en aquella ocasión, sí que estaba justificado, porque entonces los problemas con el petróleo duraron mucho tiempo. Poco después se estableció el límite en 120 kilómetros por hora y desde entonces, no se ha conseguido subir», manifestó.

De hecho, el presidente de Mutua Motera confió en que el paso dado por el Gobierno «no sea una excusa» para dejar de forma permanente la velocidad a 110 kilómetros por hora en las autopistas y autovías de toda España, y puso en cuestión que esta 'reforma' consiga reducir la siniestralidad. «Hay que recordar que en determinadas vías de Alemania no hay límites y tienen menos accidentes que nosotros. Lo que se ha demostrado es que se han reducido los muertos en las carreteras cuando se ha invertido en mejorar la red de carreteras», afirmó Reyes.

Precisamente, el vicepresidente de Stop Accidentes y miembro de la delegación en Aragón, Miguel Ángel Bernal, también dudó de que con la nueva prohibición se consiga realmente un ahorro en la factura del combustible y pidió al Gobierno más inversión en infraestructuras y desdoblamientos de carreteras para lograr el objetivo realmente importante: disminuir los muertos de tráfico.

Solo los grupos ecologistas se han mostrado totalmente a favor de que el velocímetro no pase de los 110 kilómetros por hora. Ecologistas en Acción han sido los primeros en reaccionar y en recordar que llevaban años pidiendo este tipo de restricción. «Estamos a favor de la medida, por todos los beneficios que traerá, pero creemos que debería ser permanente y que el Gobierno tendría que ser más ambicioso para conseguir otras mejoras», manifestó Francisco Iturbe. Una opinión que también compartió la organización Jóvenes Verdes.

Etiquetas