Aragón
Suscríbete

OCIO

De vacaciones en familia por mil euros (o menos)

Los apartamentos de playa y las casas rurales ya se alquilan por días. En el resto de viajes, el turista busca el 'todo incluido'Los destinos de una semana cuestan a partir de 300 euros por persona. Por menos solo hay cámpines o rutas como la jacobea.

El calor aprieta, pero la crisis también, y muchas familias esperan al último momento para ver si alguna agencia tira los precios y es posible irse este año a la playa o hacer algún crucero a precio asequible. No obstante, los expertos en viajes avisan de que los milagros solo existen si la familia coge carretera y manta y decide celebrar el año jacobeo haciendo el Camino de Santiago o vuelve al pueblo, como antaño, o al apartamento que tan gentilmente le deja alguien.

En temporada alta, una familia con un niño gasta, de media, entre 1.500 y 2.000 euros en una semana si consigue una oferta en un apartamento u hotel de cierta calidad en la playa. No obstante, también se pueden encontrar opciones por mil euros o menos, si bien hay que tener en cuenta que el nivel del alojamiento será lo primero que se resienta.

Los tiempos cambian, y el dinero hace que evolucionen tanto los hábitos de los turistas como los de los hosteleros. "Hasta hace dos años, era imposible que alguien pudiera contratar en verano solo un fin de semana en la playa o, por ejemplo, cinco días. Las reservas eran de sábado a sábado. Además, hace tiempo que ya no hay vacaciones de 15 días ni, mucho menos, de un mes. Ahora te piden siete días y, alguno, estirando mucho, 10", explica Jorge Moncada, presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Aragón.

Otro fenómeno es que el periodo de vacaciones ha cambiado. "Hasta hace unos años, era julio y agosto, pero ahora se incluyen junio y septiembre, meses en los que sí que se pueden obtener mejores descuentos. Por otra parte, cada vez es más la gente que se guarda una semana para gastarla entre octubre y mayo e irse al extranjero", añade.

Desde la oficina de turismo de Salou explican que, poco a poco, los apartamentos han tenido que adaptarse y alquilarse por días, intentando ir llenando huecos y sobrevivir a la temporada. Esto también sucede cada vez más en las casas rurales, donde, además, si se comparten las vacaciones con otros familiares o amigos se consiguen mejores precios. "Con menos de mil euros, una familia puede pasar una semana descubriendo Teruel, Dinópolis, el museo minero de Escucha y disfrutar tanto o más que con otras opciones", explica Ricardo Sánchez, de Visita Aragón.

De hecho, Jorge Moncada aconseja a las familias que sean flexibles en sus planteamientos. "En verano puedes conocer Viena en tres días por 380 euros por persona y luego escaparte otros tres a la playa. No saldrá muy caro y habrán sido unas vacaciones de lujo", dice.

El éxito del 'todo incluido'

Las opciones que más terreno ganan este año son los cruceros y los circuitos en autobús. En el caso de los primeros, uno básico por Barcelona, Génova, Florencia, Roma e Ibiza puede salir por 600 euros por cabeza en temporada baja. Sin embargo, tiene el atractivo de que está todo incluido y no habrá sorpresas en la cuenta corriente.

Por otra parte, se solicitan más circuitos en autobús por Cantabria, Galicia o Andalucía. Estos suponen, aproximadamente, 300 euros por persona.

Etiquetas