Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TRÁFICO/ARAGÓN

Cada mes son juzgados y condenados más de 150 conductores en Zaragoza

Los juzgados de Zaragoza están condenando cada mes a 152 conductores en juicios rápidos por delitos relacionados con la seguridad vial. Y se trata tan solo de los casos considerados menos graves, ya que la cifra aumentaría si incluyera a los detenidos y procesados por accidentes con lesionados o fallecidos. Pero estos asuntos se tramitan por la vía ordinaria, y los procesos judiciales se dilatan mucho más en el tiempo. En cualquier caso, las consecuencias de la última reforma del Código Penal parecen evidentes: aumenta la lista de delitos y lo hacen los arrestados y las condenas. Ahora, habrá que esperar a que acabe el año para comprobar si el endurecimiento de las penas realmente se traduce en una disminución de los accidentes y las víctimas.

Según la Fiscalía de Zaragoza, durante el denominado periodo Expo (aunque el informe abarca desde el 1 de mayo hasta el 14 de septiembre), se han celebrado un total de 1.029 juicios rápidos en la capital aragonesa. Y en 684 casos, el acusado ha sido un conductor, detenido por circular de forma ilegal. En la mayoría de los casos, 191, las personas arrestadas fueron sorprendidas al volante pese a carecer de carné o tenerlo retirado por sentencia judicial o pérdida de los doce puntos. La tipificación de esta conducta como delito -antes se consideraba solo infracción administrativa- ha permitido destapar una preocupante realidad: cruzarnos en la calle o en la carretera con un conductor sin carné no es algo tan extraño.

Tras la reforma, el artículo 384 del Código Penal especifica que conducir un vehículo a motor sin haber obtenido nunca permiso o licencia de conducción pasa a tener la consideración de delito. Los fiscales están siendo especialmente escrupulosos en la imputación de este delito, ya que el legislador ha dejado cierto margen de interpretación. El principal problema se plantea cuando el conductor presenta una licencia expedida en un país que no tiene convenio de reciprocidad con el nuestro.

Además de los permisos españoles, se aceptan los obtenidos en estados de la Unión Europea o en países conveniados. Estos últimos suman una veintena, y entre ellos figuran Suiza, Japón, Argentina, Colombia, Ecuador, Rumanía o Marruecos. Las autoridades españolas también admiten el denominado carné internacional, al que recurren aquellas personas con residencia en países sin acuerdo. "Se trata de una traducción de su permiso original, y aunque el modelo varía, tiene que estar emitido por un organismo oficial", explica José Ignacio Lázaro, especialista en falsificaciones de la Policía Local de Zaragoza.

Los delitos relacionados con el consumo de alcohol ocupan ya un preocupante segundo lugar entre los vinculados con la delincuencia vial. De los 684 conductores condenados en los juicios rápidos celebrados en los últimos cuatro meses y medio en Zaragoza, 182 lo han sido por superar la tasa penal del alcohol (0,60 miligramos por litro de sangre espirado). La condena por rebasar este límite puede ser de tres a seis meses de prisión o multa de 12 a 24 meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

Los excesos de velocidad han pasado a considerarse también temerarios cuando se superan los 100 km/h en casco urbano y los 190 km/h en vía rápida. Estas conductas pueden penarse con condenas de entre tres meses y dos años de prisión. Durante el periodo Expo, se ha juzgado a nueve de estos conductores.

Etiquetas