Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

LA CRISIS, A PIE DE CALLE

"En busca del viaje con precio de saldo"

Aunque la crisis se palpa en muchos sectores, el del turismo todavía no se ha resentido demasiado. Los zaragozanos siguen viajando aunque han reducido el número de días y la categoría de los hoteles; ahora se piensa más dónde gastar el dinero de las vacaciones

El turismo no es algo de lo que, a pesar de la crisis, se esté dispuesto a renunciar. Las ofertas de viajes aumentan y este es precisamente un síntoma de que el sector se resiente. Aún así el placer de desconectar, sin ser una de las necesidades más básicas, tiene prioridad. El consumidor con un poder adquisitivo medio reduce el número de días y la calidad de los hoteles, pero si tiene algo de dinero, se va.

Las parejas que han terminado de pagar la hipoteca o que tienen menos obligaciones familiares son las que más viajan. Aunque los jóvenes aprovechan el dinero que ganan o ahorran para irse unos días de la ciudad. De cualquier forma, el director de Viajes Área y presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Aragón, Jorge Moncada, dice que empieza a ser habitual que los que deciden desplazarse mediten muy bien dónde invierten el dinero.

Moncada, en su negocio, ha visto como los clientes piden menos días de hotel y han bajado en una las estrellas. Aunque asevera que todo depende de la capacidad económica de cada uno. "La gente con poder adquisitivo alto no nota la crisis, de hecho las suites de los cruceros están todas vendidas", explica Moncada.

Inmaculada Pinilla es la directora de la sucursal del paseo de la Independencia de Viajes Marsans. "Viene mucha gente con la intención de salir de la ciudad al día siguiente para aprovechar las ofertas de última hora", comentó Pinilla. Lo mismo ocurre en la agencia Estival Tour en Corona de Aragón. "Se acercan personas, por ejemplo, el día 10 para irse el 13", explica la directora, Susana Santos. Sus clientes también le piden reservas de menos días en los hoteles. Los destinos ahora son más próximos, pero eso no supone que la gente no perdone las vacaciones. "El otro día se acercaron dos mujeres. Decían que se van todos los años juntas y que este año no iba a ser menos", comenta Santos.

Pinilla se quedó muy sorprendida con una pareja joven que quería irse al Caribe. "Eligieron una oferta, pero como aún así no podían costeárselo, decidieron financiarlo y pagarlo en 10 plazos. Con cosas así te das cuenta de que la gente va a seguir viajando ", indicó Pinilla. "Cada vez son más los que apuestan por esta forma de pago, que está aumentando considerablemente", añadió.

Moncada asegura que los precios de los hoteles bajarán. "La demanda es menor y eso se nota, por ejemplo, en que este año solo hay tres vuelos que salgan desde Zaragoza para el puente del Pilar. Así que los destinos se reducen a Marraquech, Praga, París", subrayó Moncada. Por su parte, Pinilla ha observado que hay muchas más ofertas en épocas en las que antes no se daba tanto este fenómeno, como en agosto.

La Expo ha sido un factor que ha influido negativamente a este sector. "Mucha gente no ha salido de la ciudad porque aprovechó los días libres para ir a la muestra internacional o para acompañar a familiares de fuera de la capital aragonesa", sostiene Santos. Pinilla comparte su opinión. "Por eso, pensaba que en septiembre íbamos a remontar, pero no ha sido así", agrega Santos.

Otro aspecto que puede derivar en una reducción de las travesías es el reparto de los días festivos del próximo año. Las agencias temen que esto reduzca las ventas. Además, internet está abarcando el sector del turismo, lo que tampoco favorece a estos negocios. "Viene mucha gente con los precios que ha encontrado en algunas páginas web, incluso hay personas que te piden catálogos para ver el hotel que ya han reservado por internet", apuntó Santos. Esta es una opción por la que se suelen decantar más los jóvenes. "Estoy mirando, luego lo compro por internet", dice Raisa Gregorio, que es estudiante, mientras ojea desde la calle las ofertas de una agencia.

Aunque muchos ya percibieron la crisis este verano. "Todos los años me voy a un apartamento con mi marido y mis hijos, este en vez de ir a restaurantes hicimos las comidas en casa y por la noche, paseábamos en lugar de ir a una terraza", indicó Eva Aznar, que no tiene prevista ninguna escapada para este invierno.

Etiquetas