Aragón
Suscríbete por 1€

MEDIO AMBIENTE

Boné rechaza que el trasvase sea permanente y un informe técnico de la CHE le da vía libre

El consejero de la DGA advierte de que la transferencia no está justificadaEl dictamen dice que es compatible con el plan hidrológico de la cuenca

zaragoza. El trasvase del Ebro a cuatro municipios catalanes pasó ayer un nuevo trámite: el de dar audiencia pública a la Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). El órgano no tomó ninguna decisión, pero sí se fijaron las posiciones de sus miembros. Estas serán remitidas al Ministerio de Medio Ambiente, que es quien decide. El presidente de la CHE, Rafael Romeo, no quiso dar su opinión más allá de los informes técnicos que se han aportado al Ministerio de Medio Ambiente y que no plantean problemas a la transferencia puesto que consideran que es "compatible" con el plan hidrológico de la Cuenca. El consejero de Medio Ambiente de la DGA, Alfredo Boné, dejó claro que este trasvase no está justificado y que, en ningún caso, se aceptará una transferencia permanente.

En la Junta, que se prolongó durante casi cuatro horas, estuvieron presentes representantes de las Comunidades Autonómas de la Cuenca del Ebro, de los usuarios, del Gobierno central y de la propia CHE. Cataluña, impulsora de la iniciativa, y Valencia, queaprovechó para reclamar el trasvase, fueron las Autonomías que manifestaron su apoyo más ferviente a esta transferencia. El País Vasco también se mostró a favor, mientras que La Rioja dio un sí con condiciones. Los riojanos solicitan que se aplace y que sus proyectos se tramiten con la misma celeridad. Navarra, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Cantabria no se pronunciaron. Además, los regantes también pidieron que se pospusiera la Junta, pero no fue aceptado.

Aragón, por contra, exigió a los representantes de la Agencia Catalana del Agua (ACA) que aporte un estudio de necesidades y de alternativas detallado. Según advirtió el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, "sin estudios, es difícil opinar sobre la solvencia". Explicó que el ACA había alegado "una cuestión de oportunidad" y se preguntó por qué se solicita ahora y no antes y por qué hasta 2030.

Boné, que habló en algunos momentos como consejero y en otros como secretario general del PAR, recordó que Aragón tiene más de 50 municipios con problemas de abastecimiento y, por eso, reclamó "la misma sensibilidad".

El consejero dejó claro que su posición como miembro del Gobierno será la que adopte el Ejecutivo autonómico, al que el Ministerio ha solicitado un informe preceptivo sobre la transferencia de acuerdo al Estatuto. Advirtió de que como aragonesista es "inadmisible una transferencia de agua definitiva". "El problema debe resolverse en las cuencas internas", señaló. El consejero dijo que solo aceptará una "actuación transitoria" y que "no entendería un trasvase con carácter definitivo".

Abogó por establecer mecanismos de control dentro de las cuencas afectadas que supervisen las condiciones en que se llevará a cabo el abastecimiento y su temporalidad y llegó a plantear incluso la necesidad de modificar el Plan Hidrológico Nacional para incluir esta transferencia de agua del Ebro. Boné reconoció que se trataría de una "pequeña cantidad" y de agua de boca, "a lo que somos sensibles", pero consideró que no "se dan las razones suficientes para hacer un trasvase, sino que se podrían resolver mediante otros procedimientos".

Por su parte, el presidente de la CHE, Rafael Romeo, no quiso pronunciarse sobre qué le parece la solicitud de Cataluña y se limitó a explicar que en la Junta de Gobierno se han recogido las opiniones de sus miembros. "Hay opiniones para todos los gustos, algunas discrepantes", reconoció unicamente. De hecho, dijo que el acta de la sesión será remitida al Ministerio con todas las opiniones.

Consideraciones técnicas

Romeo, no obstante, sí dijo que la Confederación ha hecho una consideración técnica sobre este trasvase a través del área de planificación que señala que el trasvase es "compatible" con el vigente plan hidrológico de la Cuenca. También el informe de la Dirección Técnica no plantea reparos a desde el punto de vista de la ingeniería de la obra. "Si finalmente el Ministerio autorizase la petición, en ningún momento se entraría en contradicción con lo que establece este plan de cuenca", recalcó.

Según explicaron fuentes de la CHE, estos trámites son habituales cuando se solicita un abastecimiento y no son determinantes. Las mismas fuentes recordaron que la última decisión la debe adoptar el Ministerio y que la CHE solo debe pasar, como organismo de cuenca afectado, el trámite de audiencia.

Romeo también aclaró que el proyecto saldrá a información pública si lo autoriza el Gobierno central y que lo hará de forma global o segregada con los cuatro municipios que ocupan parte de la Cuenca. También justificó que la política hidráulica en el conjunto de la cuenca tiende a hacer "grandes abastecimientos mancomunados que permiten garantizar de un forma más económica, tanto más cantidad como calidad de agua".

Etiquetas