Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PP/ ARAGÓN

Blasco acusa a Lafuente de "desleal" y sostiene que Suárez "se ha precipitado"

El secretario del PP turolense asegura que hubiera apoyado a Blasco "de haber presentado antes una candidatura"

El anuncio público de la candidatura de Antonio Suárez para liderar el PP aragonés empieza a tensionar la vida interna de la formación, completamente pendiente de la celebración del congreso regional, que todavía no ha sido convocado. La presentación el jueves del secretario general de Teruel, Miguel Ángel Lafuente, como número dos del proyecto de Suárez, despertó ayer las críticas del presidente provincial turolense, Manuel Blasco, quien acusó a Lafuente de "desleal".

Blasco y Lafuente mantenían hasta hace muy poco una estrecha relación personal. El primero ha sido mentor político del segundo, llevan doce años trabajando juntos en el PP de Teruel y desde hace siete ocupan los dos primeros puestos en el organigrama provincial. Por esa razón, Blasco afirmó ayer que Lafuente ha sido "desleal". "Es muy libre, al igual que Antonio Suárez, de proponer lo que considere oportuno, incluso aunque aún no haya ni fecha para el congreso regional, pero después de tantos años de trabajo codo con codo, lo normal, lo educado, lo coherente, era haberme comunicado su decisión con antelación en vez de que me enterase minutos antes de la rueda de prensa".

El presidente de los populares de Teruel señaló que "hasta la fecha, la unidad era lo que marcaba las decisiones en la provincia". Por poner un ejemplo, recordó que "cuando se apoyó a Alcalde en la pugna con Atarés en el anterior congreso se hizo de manera consensuada, pero ahora Lafuente ha tomado esta decisión sin ningún tipo de consulta".

Blasco descartó realizar valoraciones sobre la candidatura de Suárez o la alternativa, que todavía no se ha explicitado, de Antonio Torres. "No entraré en esas cuestiones hasta que se convoque oficialmente el congreso", afirmó, aunque sí señaló, en línea con esa argumentación, que la presentación de Suárez como aspirante a relevar a Gustavo Alcalde "es cuando menos precipitado".

Agregó que sigue "manteniendo que el partido necesita una profunda renovación aunque eso suponga que gente como yo deba pasar a segundo plano, igual que lo hice en 2007 al defender la inclusión de jóvenes con proyección, como Azcón o Mur, que han sido relegados". "Lo digo claramente y lo lleva diciendo el electorado varios años, hemos postergado en exceso una renovación imprescindible", concluyó Blasco.

"Es injusto"

Miguel Ángel Lafuente, por su parte, consideró "injusto" el calificativo de desleal por parte de Blasco. "Por el cariño y amistad que le tengo, no entiendo que me pueda decir eso", señaló. "No voy contra Blasco ni contra nadie, simplemente he presentado una candidatura con la legitimidad de los estatutos y espero que el presidente de Teruel se alegre de que un turolense pueda llegar a la secretaría general de Aragón después de trabajar doce años junto a él por la provincia", añadió.

En su opinión, "Blasco me debería respaldar en las aspiraciones que me he marcado". "¿Cómo es posible que no quiera que sea secretario general regional?", se preguntó.

Lafuente, al que se vinculó hasta hace pocos meses con la corriente liderada por Antonio Torres de destacados dirigentes -como el mismo Blasco o Luis María Beamonte- que solicitaron la renovación del partido tras los últimos fracasos electorales, negó ayer haber participado "en ninguna posición crítica". "No estoy en ningún sector y me molesta que me enmarquen, paso de sectores, quiero hablar con todo el mundo", apostilló.

En ese sentido, el secretario general turolense manifestó que "si Manuel Blasco hubiera salido antes con una candidatura habría tenido todo mi apoyo". Es más, afirmó que "tiene todo mi apoyo si considera oportuno unirse a nuestro proyecto para el partido popular aragonés".

Etiquetas