Despliega el menú
Aragón

MEDIDAS DE AHORRO

Biel reitera su rechazo a subir impuestos ante los ajustes

Avisa que "todo está abierto" a los recortes, salvo Salud, Servicios Sociales y Educación. La DGA revisará su ejecución presupuestaria en julio para afrontar las cuentas de 2011.

El vicepresidente José Ángel Biel atiende a los medios, ayer, en su visita a Teruel.
Biel reitera su rechazo a subir impuestos ante los ajustes
ANTONIO GARCíA

El vicepresidente de la DGA, José Ángel Biel, reiteró ayer que el Ejecutivo puede hacer frente a la rebaja presupuestaria prevista para 2011 sin necesidad de subir impuestos y rechazó cualquier cambio en el marco fiscal de la Comunidad. La vicepresidenta económica, Elena Salgado, advirtió el miércoles tras el Consejo de Política Fiscal y Financiera de que las Comunidades podrían reducir el déficit bien recortando el gasto o aumentando ingresos vía impuestos. Esta última posibilidad, sin embargo y a tenor de las palabras de Biel, parece complicado que pueda ser asumida por la coalición PSOE-PAR. No obstante, hasta ahora los socialistas no han rechazado con rotundidad esta opción -tampoco ayer-.

En cualquier caso, la decisión final se abordará durante las negociaciones -se auguran complicadas- del presupuesto de 2011, que se iniciarán en breve. La DGA está pendiente de que el Consejo de Política Fiscal fije el techo presupuestario. Pero Biel, que recordó aún no se conoce la ejecución de los presupuestos generales del Estado de 2009 en la Comunidad, ya tiene su receta: "Salvo lo esencial (Salud, Servicios Sociales y Educación) todo está abierto a las rebajas presupuestarias". Y abogó por recurrir "al esfuerzo y la imaginación". El líder del PAR no concretó más, aunque sí apostó por reorientar el destino de los fondos disponibles para atender especialmente a las pequeñas y medianas empresas.

Esta reorientación tendría como objetivos directos revisar las subvenciones, las inversiones y algunos programas que para los aragonesistas podrían suspenderse provisionalmente. Todo bajo una única premisa: priorizar el gasto. "No es solo ahorrar y sanear las arcas, sino reenfocar los presupuestos", especificaron fuentes del partido, que recalcaron que en estos momentos la prioridad es crear empleo e incentivar la economía productiva.

Y esta será la filosofía con la que tratará de impregnar el PAR las cuentas de 2011 y contagiar a su socio, el PSOE. Según fuentes de la DGA, las negociaciones se encuentran todavía en una fase muy preliminar y no será hasta dentro de unas semanas cuando los líderes de los dos partidos se sienten a negociar y traten de cerrar las cifras macroeconómicas de un presupuesto que, sin duda, estará marcado por el periodo electoral.

Los altos cargos socialistas y aragonesistas del Gobierno están esperando a tener los datos de ejecución presupuestaria del primer semestre de 2010. Esas cifras, que tendrá preparadas el consejero de Economía, Alberto Larraz, aproximadamente a mitad de julio, permitirán verificar hasta qué punto los diferentes departamentos se están abrochando el cinturón y, a la vez, analizar los ingresos.

Respecto a la parte de los gastos, hay serias dudas de que todos los consejeros estén actuando con la misma seriedad en el momento de afrontar los recortes. Al menos, en la decisión de en qué se deja de gastar y en qué no. Por ejemplo, se podrá verificar si los diferentes responsables están ajustando más las partidas de inversión que las del gasto corriente. Con lo que resulte de este análisis, se podrán tanto hacer correcciones de cara al resto de 2010 como preparar ya con fundamento las primeras cifras del presupuesto para 2011.

Y si es importante verificar cómo se está controlando el gasto este 2010, también cómo van los ingresos. Inicialmente, la previsión que tenía la DGA es recaudar un 10% menos este año que en 2009. Julio será momento para que la Consejería de Economía valore si la proporción es esa, si aún es peor o si sin embargo es menos grave. Con estos datos sobre la mesa y con la decisión que se tome en el Consejo de Política Fiscal sobre el techo de gasto para 2011, fuentes de la coalición confían en que Iglesias y Biel puedan ya sentar las bases para el presupuesto del próximo ejercicio.

Etiquetas