Despliega el menú
Aragón

presidente de las Cortes de Aragón

Biel ve "más cerca que lejos" el fin de su carrera política

En una entrevista a EFE, el presidente de las Cortes de Aragón Biel ha asegurado que le queda "poco" recorrido después de 38 años en política.

El presidente de las Cortes de Aragón, José Ángel Biel, ve "más cerca que lejos" el fin de su carrera política y vaticina que, "posiblemente", estos cuatro años en el Parlamento sean "el último esfuerzo" que haga en la vida pública.

En una entrevista, Biel (Teruel, 1946) asume que le queda "poco" recorrido después de 38 años en política y aunque estos cuatro años van a ser "muy importantes y apasionantes" y él tiene "más pasión" por la política que cuando empezó, es "evidente" que "hay que poner un límite".

José Ángel Biel ha llegado a la Presidencia de las Cortes después de haber sido diputado en todas las legislaturas democráticas y de haber participado en cinco gobiernos autonómicos, en coalición tanto con el PP como con el PSOE, aunque ha sido con los socialistas con quienes ha compartido los últimos doce años en el Ejecutivo aragonés, del que era su portavoz.

Biel ha firmado ahora un pacto de gobernabilidad con el PP, que incluye la presencia de más de una veintena de altos cargos del PAR en el Ejecutivo aragonés de Luisa Fernanda Rudi.

Aunque él siempre ha aducido que las excelentes relaciones personales que mantenía con el expresidente socialista Marcelino Iglesias están en el origen de la estabilidad de la coalición, rehúsa que fuera un hipotético rechazo a su sucesora, Eva Almunia, lo que le llevó a optar en esta ocasión por los populares.

"El gobierno que se ha formado es el único que se podía hacer, porque la suma de PSOE y PAR es 29 (escaños) y la de PP y PAR, 37; la mayoría absoluta son 34 y nosotros ya dijimos en campaña electoral que tripartitos, ninguno", ha explicado.

No teme, asegura, un viraje trasvasista de su socio, y la mejor garantía de que no se va a hacer un trasvase del Ebro, ha apuntado, es que el PAR vaya en coalición con el PP a las elecciones de noviembre para tener la posibilidad de "hacérselo entender" al Partido Popular de España.Discrepancias con los populares

"Cuando vamos en coalición con el PP nos recuerdan su pasado trasvasista, pero no se acuerdan que también apoyamos al PSOE cuando antes un socialista nos había echado del gobierno de Aragón con una moción de censura apoyada por un tránsfuga", ha recordado Biel, quien ha dicho que el PAR tiene por tanto razones "para reñir con todo el mundo", pero que no lo hace porque es "sensato y responsable".

Sobre los asuntos en los que pueda haber discrepancias con su socio, y que ya se han puesto de manifiesto, por ejemplo con el Plan Red, Biel ha insistido en que para "casi todos ellos hay solución", y ésta se encontrará en la negociación de los presupuestos de la comunidad para 2012.

Sí ha pedido "un poquico de prudencia" a algunos consejeros "recién aterrizados" que aunque son "buena gente y están intentando agradar", en ocasiones "hablan demasiado pronto".

En cuanto a los recortes, si el presupuesto se analiza bien se puede disminuir "en casi todo", y ha puesto como ejemplo la cantidad destinada a la hormona de crecimiento, de doce millones de euros, que podría analizarse si es necesaria.

Que los servicios comarcales se encarguen de la gestión administrativa, que no política, de los 522 municipios con menos de 500 habitantes en Aragón o revisar el programa de libros gratis para todos son otras de sus propuestas.

Ha defendido, además, que no se puede aplicar la misma receta en todas las comunidades, y de eso se ha dado cuenta el PP, a su juicio, cuando ha tenido que pactar con un partido como el PAR, con el que "necesariamente" tiene que entenderse.

Y sobre el supuesto giro del PSOE hacia la izquierda, ante la probable coalición de CHA e IU para las elecciones, ha dicho que en política se puede ser de centro por dos razones, por ideología o por geometría, y el PSOE lo está ahora por esta última razón, porque está geométricamente entre la coalición del PP y el PAR y la de la izquierda.

En todo caso, ha dicho que tiene la "impresión" de que tras el 20 de noviembre la izquierda "se va a radicalizar", lo que significa que el PP en todo el Estado, aunque obtenga mayoría absoluta, va a necesitar "apoyos cercanos" en los partidos territoriales.

Ha vaticinado, por último, que con una izquierda "enriscada" y un PSOE que "sufrirá internamente cuando pierda las elecciones", el PP no puede estar "solo contra todos" y deberá entenderse con partidos que ideológicamente tiene cercanos y con los que sólo difiere en el concepto territorial.

"Ahí tiene Rajoy la piedra de toque; me ofrezco para asesorarle gratis", ha concluido.

Etiquetas