Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

FINANCIACIÓN

Belloch cita a las otras cinco grandes ciudades para hacer frente a los recortes de Solbes

Madrid, Valencia y Málaga (PP) ya han confirmado su presencia. Por el PSOE, Barcelona no acudirá y Sevilla aún no ha contestado

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, sigue adelante en su determinación por hacer frente al recorte presupuestario anunciado para los Ayuntamientos. Zaragoza reunirá el próximo martes a representantes de las seis grandes ciudades para fijar una postura común en la negociación de la financiación municipal. Ayer por la mañana ya habían contestado afirmativamente Madrid, Málaga y Valencia, las tres con alcaldes del PP. Por contra, Barcelona rechazó acudir a la cita, mientras que Sevilla (ambas, gobernadas por socialistas) aún quedaba por confirmar.

La reunión, que no será a nivel de alcaldes sino de concejales responsables de Hacienda, buscará fórmulas para los problemas de las grandes ciudades con las que se pueda contribuir a la Federación Española de Municipios y Provincias, que ya está negociando con el Ministerio. De hecho, según explicó ayer Belloch, la intención es enviar las conclusiones que saquen los representantes de estas grandes ciudades a la FEMP, para que sea ella la que las gestione.

Además de Belloch, también habló el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón. El primer edil madrileño explicó que la Constitución obliga a que los municipios y las comunidades tengan una dotación económica suficiente y este mandato solo se ha cumplido en lo que se refiere a las autonomías. Gallardón, que informó que al encuentro asistirá su teniente de alcalde de Hacienda, Juan Bravo, recordó que "los Ayuntamientos prestan un elevadísimo número de competencias que no son propias, pero que no tienen alternativa a no prestarlas". "El Gobierno tiene que darse cuenta de que existe una profunda injusticia, sostenida en el tiempo".

En este sentido, una de las propuestas que barajan las grandes ciudades es participar en la cesta de impuestos, igual que hacen ya las comunidades autónomas. Aunque este sistema claramente agrada a estas localidades, es más discutible que lo defienda la Federación de Municipios, en cuanto que la mayoría de sus representados tienen poca población.

Si Belloch fue con el representante de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, el primer alcalde en decir que ese recorte sería una afrenta, estos últimos días se han ido uniendo otros representantes. Ayer se pronunciaron los alcaldes de Burgos, Málaga y Segovia, que solicitaron que el nuevo sistema deje claras las competencias municipales. Además, pidieron un sistema de financiación similar al de las comunidades autónomas.

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, dejó claro que ella no iba a ir al encuentro (no es a nivel de alcaldes), pero sí enviará algún representante. Barberá lamentó la actitud del presidente de la FEMP, que "quiere, de alguna manera, doblarse" ante el Gobierno central. Por lo demás, señaló que es la FEMP la que "tiene que convocar" una reunión para que los Ayuntamientos fijen una postura común.

Frente a ambas, fuentes del Ayuntamiento de Barcelona, que está gobernado por el socialista Jordi Hereu, aseguraron que no acudirán a la reunión, según informó Europa Press. "Ahora no es el momento para asistir a un encuentro de esta naturaleza", precisaron las mismas fuentes, que recalcaron que los contactos con las grandes ciudades seguirán existiendo.

En el PSOE, por lo general, diferentes representantes nacionales hicieron un llamamiento a la unidad de todos los alcaldes. Así, el representante de los socialistas en la FEMP, Ramón Ropero, aseguró que el objetivo es que haya "una financiación más justa, suficiente y adecuada". Sobre la reunión de las grandes ciudades, Ropero indicó que en la FEMP "somos una voz única, con el respaldo de todos". Además, el portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, indicó que "todos los Ayuntamientos deben ajustarse el presupuestos y fomentar la austeridad".

Etiquetas