Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Armas

243 personas en Aragón tienen un arma para defensa personal

La Guardia Civil tiene registradas 119.007 armas en la Comunidad, lo que significa que hay una por cada once habitantes. Más del 90% de ellas corresponden a licencias de caza.

La Guardia Civil se encarga del control de armas
243 personas en Aragón tienen un arma para defensa personal
EFE

En Aragón hay registradas un total de 119.007 armas reglamentadas, según los datos que maneja la Guardia Civil, encargada del control y la expedición de las 74.778 licencias necesarias que hay Comunidad para poseerlas. La gran mayoría se encuentran en la provincia de Zaragoza, 73.216. En Huesca hay contabilizadas 25.802 armas y en Teruel, 19.989.

Un total de 246 son pistolas o revólveres que están en manos de particulares por motivos de autodefensa, aunque tres de ellas se encuentran en depósito pendientes de la renovación de la licencia necesaria para poseerlas. No es fácil acceder a ellas. Antes hay que conseguir una licencia de armas tipo B, solamente expedidas a mayores de edad que justifiquen claramente que su vida o la de su familia corre peligro. Su expedición se limita a estos supuestos de especial riesgo y los órganos competentes para su reglamentación, que estudian cada caso de manera particular y exhaustiva, pueden revocarla si consideran que deja de estar justificada.

De esta forma, a la hora de solicitar este tipo de licencias, además del certificado de aptitudes psicofísicas, el de antecedentes penales o sobre violencia de género, requisitos imprescindibles para todas las licencias de armas, para la tipo B los interesados deben aportar documentación específica que justifique de manera fehaciente la necesidad de contar con el arma.

Una por cada 11 habitantes

Atendiendo a los datos del padrón de 2011 (INE) que dicen que en Aragón hay 1.346.290 habitantes, en la Comunidad habría un arma por cada 11 personas. La gran mayoría de ellas, más del 92%, corresponden a las 68.164 licencias de caza que hay. Cada cazador puede contar con numerosos rifles y escopetas. En total, son 110.567 las armas destinadas a este deporte: 13.261 para caza mayor (licencia D) y 97.306 para la menor (licencia E).

También hay 2.419 en manos de tiradores deportivos. La Guardia Civil contabiliza 1.218 licencias tipo F que autorizan la adquisición de armas de concurso que solo pueden utilizarse en campos, polígonos o galerías autorizadas para la práctica del tiro.

Para obtener estas licencias (D, E, F) es necesario superar dos pruebas de capacitación, una teórica y otra práctica, sobre el conocimiento de las armas y la habilidad del solicitante para su manejo. Además, hay que acreditar la dedicación a la actividad cinegética o al tiro.

La Guardia Civil expide autorizaciones especiales para que menores de edad, desde los 14 años, puedan utilizar armas exclusivamente para actividades deportivas. En Aragón hay 632 menores autorizados que, para poder usarlas, deben ir acompañados por un mayor de edad con licencia.

Policías y guardias de seguridad

Dentro del conjunto de armas de fuego que hay en Aragón, hay que contar las que están en manos de la Policía, así como las autorizadas a empresas privadas de seguridad. Las primeras de ellas son las que se engloban en las licencias de tipo A, únicamente válidas para Polícias o agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como del Servicio de Vigilancia Aduanera, dependiente de la Agencia Tributaria. En Aragón hay 1.732 de estas licencias para un total de 2.246 armas.

También existen las licencias de tipo C, destinadas a vigilantes y escoltas privados de empresas de seguridad. Estas licencias van a nombre de la empresa que contrata a los vigilantes y en la comunidad aragonesa hay 1.485 para 695 armas. Los portadores también deben someterse a exámenes que certifiquen que son aptos para poder utilizarlas y su permiso carece de validez cuando se encuentran fuera de servicio.

Armas históricas o de coleccionista

No todas las armas registradas en la Comunidad se utilizan para disparar. Hay 2.002 en manos de coleccionistas. Se trata de armas de fuego antiguas, históricas o artísticas que solo se utilizan para ser exhibidas. No necesitan licencia de armas, siempre y cuando se encuentren inscritas en los libros de registro de la Guardia Civil y se conserven en lugares seguros. Aún así, para cursar la solicitud del libro de coleccionista hay que carecer de antecedentes penales o de violencia de género y presentar un certificado de aptitudes psicofísicas, como para el resto de las armas.

Para usar algunas de estas armas históricas, de avancarca o de sistema Flobert, que no estén registradas en los libros de registro de coleccionistas (en Aragón hay 798), hace falta una autorización especial.

Por último, la Guardia Civil contabiliza 34 armas de inyección anestésica que permiten la captura o control de animales.

Etiquetas