Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TRANSFERENCIAS DEL ESTADO

Aragón recibe la competencia sobre los aeropuertos y aeródromos no calificados de interés general

El traspaso no incluye a los aeropuertos de Zaragoza y Huesca, porque son de interés general. Solo siete infraestructuras de este tipo están autorizadas en la Comunidad, cuatro aeródromos y tres campos de vuelo.

La Comisión Mixta de Transferencias Aragón-Estado ha acordado este viernes, reunida en pleno en Zaragoza, el traspaso a la Comunidad de los aeropuertos, aeródromos y helipuertos que no tengan consideración de interés general, en virtud de lo establecido en el artículo 71 del Estatuto de Autonomía de Aragón.

El traspaso, que será efectivo a partir del 1 de marzo, tendrá un coste de 5.640,89 euros. La transferencia incluye los aeropuertos y aeródromos deportivos y que el aeropuerto-aeródromo de Caudé pasa a gestionarse desde la Comunidad autónoma.

En qué consisten estas transferencias

Aragón se encargará, entre otras cosas, de la aprobación de los proyectos de construcción y modificación de estas instalaciones, así como de la aprobación de los planes o instrumentos de ordenación y delimitación de su respectiva zona de servicio. Asimismo, dependerá del Ejecutivo autonómico la autorización para la construcción, modificación y apertura al tráfico aéreo.

El consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón, Alfonso Vicente, ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación, tras la reunión, que en Aragón hay siete infraestructuras autorizadas de este tipo --cuatro aeródromos y tres campos de vuelo--, si bien están en diferentes fase de tramitación y se transfieren 20 expedientes, es decir, cuatro aeródromos y 15 helipuertos.

Alfonso Vicente ha asegurado que esta es una transferencia «que habíamos solicitado de manera insistente», que «va a facilitar la planificación de este tipo de infraestructuras», y ha advertido de que este traspaso no incluye la seguridad aérea, de la que es responsable el Estado.

Vicente ha comentado que «va a suponer un impulso importante en temas urbanísticos y medioambientales» y va a permitir «dar solución» a «muchos asuntos que están encima de la mesa y no avanzaban» porque «todos esos trámites se van a hacer desde aquí».

Respecto al aeródromo de Caudé, ha manifestado que «va a facilitar que sea Aragón quien ponga en marcha toda la infraestructura», en la que «venimos trabajando con el Estado desde hace meses». «Todos los servicios que vienen transferidos a la Comunidad autónoma mejoran» el servicio a los aragoneses, aunque «nos cueste algo más de dinero».

Vicente ha apuntado, asimismo, que este traspaso no incluye a los aeropuertos de Zaragoza y Huesca, porque son de interés general, y ha señalado que, en estos casos, se puede negociar la gestión compartida con el Estado.

Al respecto, desde el Gobierno de Aragón han puntualizado en un comunicado emitido tras la reunión que «no se ha alcanzado un acuerdo» sobre la reivindicación de la Comunidad autónoma aragonesa de participar en la planificación, programación y gestión de las infraestructuras de interés general, recogida en el mismo artículo del Estatuto de Autonomía que el traspaso de aeropuertos, aeródromos y helipuertos.

Etiquetas