Aragón
Suscríbete

CRISIS ECONÓMICA

La Comunidad aragonesa pierde mil empresas al año desde 2008

Construcción, textil e investigación y desarrollo son los sectores donde más persianas se bajan desde el comienzo de la crisis en la Comunidad.

Locales cerrados en Zaragoza
Aragón pierde mil empresas al año desde 2008
JOSÉ MIGUEL MARCO

El tejido empresarial en Aragón se deshilacha cada año desde el comienzo de la crisis económica. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la comunidad ha perdido 4.073 empresas en los últimos cuatro años, lo que supone que en la actualidad existen 90.858, un 4,3% menos que en 2008.

Una cifra preocupante, pero menos si se compara con el resto de las regiones del país, ya que la media de cierres nacionales se sitúa en el 5%, o lo que es lo mismo, 171.663 empresas menos. En Murcia alcanza el 9,2% y en Canarias el 7,6%.

El goteo de empresarios que se han visto obligados a bajar la persiana definitivamente desde la Expo de Ranillas es constante y afecta a las tres provincias aragonesas. Zaragoza pierde desde entonces 2.932, Huesca 729 y Teruel 412, según el Directorio Central de Empresas.

Este alto nivel de ‘mortandad empresarial’ se ha cebado, en especial, con sectores como la construcción, donde han desaparecido 3.865 negocios –un 20% del total- relacionados con la construcción de edificios y la ingeniería civil. El mercado del ladrillo y la vivienda está en horas bajas y las empresas aragonesas lo notan.

Tampoco salen bien parados los empresarios del textil en la comunidad. Esta industria, junto con la confección de ropa y la del cuero y calzado ha perdido el 23% de sus empresas hasta el 1 de enero de 2011.

Aunque el dato más sangrante de esta radiografía de la economía aragonesa llega del sector de la investigación y desarrollo, donde en el cómputo global de las tres provincias han desaparecido el 65% de las empresas de esta rama. De igual forma, la crisis ha afectado a las actividades relacionadas con el juego de azar y las apuestas (cierran 10 empresas al año).

Hay quien se salva

En todo caso, el balance de altas y bajas se compensa por el empuje de determinados sectores, que han sabido adaptarse mejor a la situación económica del país, o que por su nicho de mercado se han visto menos afectados. Crece notablemente el número de negocios postales y de correos, y sensiblemente los de alojamientos (hoteles, hostales, cámpines…).

Aquellas relacionadas con la sanidad y la educación mantienen un crecimiento constante año tras año, así como las de mantenimiento de edificios y jardinería.

El aumento de robos en viviendas desde que comenzaron las dificultades económicas ha derivado en un amplio desarrollo del sector de seguridad, que aumenta un 20,4% su masa empresarial.

Además, los ajustes en el presupuesto familiar en Aragón llevan a mucha gente a reutilizar todo lo que sea posible, para contener el gasto. De esta forma, la comunidad ha registrado un boom en el número de negocios de reparación de artículos domésticos. Hoy hay 191 más que en 2008.

Etiquetas