Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

HUESCA

Aragón pide a los cazadores que colaboren en la protección de los osos en el Pirineo

Se dará a los cazadores un "manual de buena conducta" en relación al oso, similar al elaborado en la Cordillera Cantábrica para proteger a sus propios plantígrados de los disparos efectuados por los cazadores en las batidas.

Responsables del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno aragonés han solicitado este lunes a los representantes de los cazadores en la Comunidad a fomentar el uso de prácticas tendentes a garantizar la conservación del oso pardo pirenaico y a evitar su posible caza accidental.

Así lo aseguró el jefe del Servicio de Biodiversidad del Ejecutivo aragonés, Manuel Alcántara, tras mantener un encuentro con miembros de la Federación de Caza de Aragón y de los cotos cinegéticos ubicados en los valles pirenaicos de la Comunidad.

Alcántara explicó que el objetivo del encuentro es dar a los cazadores un "manual de buena conducta" en relación al oso, similar al elaborado en la Cordillera Cantábrica para proteger a sus propios plantígrados de los disparos efectuados por los cazadores en las batidas.

El representante institucional, que informó previamente de la situación del oso en la cordillera pirenaica, valoró de forma positiva el interés de los cazadores en asumir las recomendaciones hechas en el manual confeccionado por los técnicos del Gobierno aragonés.

Alcántara indicó que aunque en las dos vertientes de la cordillera pirenaicas hay en la actualidad entre 20 y 25 osos pardos, en Aragón tan sólo se registra la presencia constante de la osa Camille, compartida con Navarra y Francia.

Añadió que "ocasionalmente" podrían llegar a reunirse tres o cuatro osos en la zona aragonesa del Pirineo, pero rechazó que esta presencia fuera continua en el tiempo.

El manual entregado a los cazadores recomienda "tratar de evitar" las batidas de jabalíes en zonas identificadas como de hibernación de la especie o en puntos donde se ha detectado la presencia de osas con crías.

Incide, además, en la necesidad de que los cazadores se aseguren de que en el objetivo de su rifle tienen a un jabalí y de evitar "disparar al bulto".

El jefe del Servicio de Biodiversidad en Aragón destacó que aunque existen pocas posibilidades de que los cazadores se encuentren a un oso en la vertiente aragonesa del Pirineo, desde el Ejecutivo autónomo se ha valorado el interés de difundir el referido manual.

Añadió que los representantes de los cazadores le habían transmitido a lo largo del encuentro que asumir las recomendaciones incluidas en dicho documento "no les supone ningún problema".

Etiquetas