Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AGUA

Alcalde pide Iglesias "que se quite de una vez la careta" y defienda a Aragón

El presidente del PP-Aragón, Gustavo Alcalde, ha pedido al presidente aragonés, Marcelino Iglesias, "que se quite de una vez la careta" y defienda los intereses de la Comunidad Autónoma, teniendo en cuenta que "el trasvase" a Barcelona "no es sólo para agua de boca" y será "permanente".

Así lo indica Alcalde en un comunicado después de que el Ministerio de Medio Ambiente y la Generalitat de Cataluña hayan firmado este lunes un convenio para desarrollar la conducción de agua a Barcelona, que establece la reversibilidad de la infraestructura para poder llevar agua en un futuro desde la planta desalinizadora de El Prat al Camp de Tarragona.

El presidente del PP-Aragón lamenta "la mentira constante a la que nos tiene sometido el Partido Socialista de Zapatero y de Marcelino Iglesias con el asunto del trasvase a Barcelona", ya que "ahora que se ha firmado el convenio entre el Gobierno y la Generalidad de Cataluña han salido a la luz las mentiras del trasvase".

"El convenio deja a la luz dos de las mentiras que nos ha tratado de vender el señor Iglesias, que el agua trasvasada es para abastecimiento general, no solo de boca, y que ninguna parte de la conducción podrá ser retirada, lo que le da al trasvase el carácter de permanente", agrega.

Por ello, el líder de los populares aragoneses exige a Marcelino Iglesias que "se quite de una vez la careta" y haga "de la defensa de los intereses de Aragón el principal pilar de su Gobierno".

En este sentido, Alcalde afirma que "Marcelino Iglesias está definitivamente entregado al Gobierno de Zapatero, y debería plantearse cuál es su situación y cuál es su planteamiento de futuro".

"El precio que está pagando por cumplir los deseos de Zapatero es demasiado alto y más temprano que tarde tendrá que rendir cuentas ante los aragoneses", concluye el diputado aragonés.

 

CHA pide que se recurra

 

Por su parte, Chunta Aragonesista (CHA) pedirá al Gobierno aragonés, en el pleno que las Cortes autonómicas celebran esta semana, que interponga un recurso de inconstitucionalidad contra el trasvase.

El contenido de la moción, que insta al Gobierno aragonés a interponer un recurso de inconstitucionalidad contra el Real Decreto Ley que autoriza la ejecución del proyecto, fue dado a conocer en rueda de prensa por el parlamentario de esta formación nacionalista Bizén Fuster.

En la moción se reclama al Gobierno "respeto" a las legislaciones europea, estatal y aragonesa en materia de agua, así como soluciones "sostenibles y respetuosas" que no supongan la creación de una infraestructura permanente para "futuros trasvases".

Fuster expresó su inquietud ante la posibilidad de que la transferencia de caudales tenga un carácter "permanente" y pueda constituirse en "precedente" ante posibles demandas de agua del Ebro procedentes de las comunidades de Valencia y Murcia.

En las últimas semanas, recordó, la situación de las reservas de agua en Cataluña se ha visto modificada sustancialmente debido a las últimas lluvias, por lo que la ejecución de la obra de conducción de caudales de Tarragona a Barcelona no tendría un carácter necesario.

Según el parlamentario, el propio Real Decreto Ley de medidas urgentes para el abastecimiento de agua de boca a Barcelona prevé la suspensión de las obras si se incrementan las reservas disponibles en la Comunidad catalana para su propio abastecimiento.

Bizén Fuster anunció, por otra parte, la intención de su partido de fletar, el próximo día 18, varios autocares para asistir en Tortosa (Tarragona) a la manifestación contra el trasvase convocada por la Plataforma en Defensa del Ebro.

A su juicio, "no tiene sentido" invertir 180 millones de euros en una obra que sólo tendrá una duración de nueve meses, "por lo que es evidente que se crearán infraestructuras permanentes que podrán servir para futuros trasvases".

Etiquetas