Despliega el menú
Aragón

FAGO

A falta de una semana, todavía no se sabe con certeza dónde se celebrará el juicio

Pese a que en principio la Audiencia Provincial de Huesca era el lugar elegido, el TSJA no descarta trasladarlo al Palacio de Congresos ante la previsión de una avalancha mediática.

A falta de una semana, todavía no se sabe con certeza dónde se celebrará el juicio
A falta de una semana, todavía no se sabe con certeza dónde se celebrará el juicio
HA

Santiago Mainar y otros 122 testigos, guardias civiles y peritos están citados para acudir a la Audiencia de Huesca a partir del próximo 16 de noviembre a prestar declaración sobre los hechos ocurridos aquel 12 de enero de 2007. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, a una semana de que empiece la vista, todavía no ha decidido si el juicio se celebrará finalmente en este céntrico edificio de la calle Moya.

 

De hecho, fuentes judiciales aseguraron que siguen negociando tres alternativas. De ellas, la que más fuerza tiene es la Audiencia, especialmente por los recelos que tienen algunos responsables de que el juicio se convierta en un espectáculo mediático si se traslada fuera de sus 'dominios'.

 

El TSJA ha solicitado esta semana las acreditaciones a periódicos, radios y televisiones interesadas en cubrir el juicio, que se estima que podrían superar el centenar. En principio se iban a habilitar dos salas en la misma Audiencia para los periodistas ante la falta de espacio disponible en la sala de vistas (solo caben unas 50 personas), pero esta semana se cambió de criterio anunciando la instalación de un 'pabellón de prensa' en la contigua plaza de López Allué, donde también se reservaría espacio para las unidades móviles de las televisiones. Lo que no ha variado es la decisión de que solo acceda a la sala de vistas una cámara de Aragón Televisión, que retransmitirá una única señal para el resto de cadenas.

Un coste muy alto

Sin embargo, la opción de este 'pabellón de prensa' no es definitiva todavía, sobre todo por su alto coste. Y es que aunque el TSJA esté organizando el juicio, no tiene presupuesto para un acontecimiento "extraordinario" como este por lo que el Gobierno de Aragón tendrá un papel decisivo a la hora de elegir el emplazamiento final ya que correrá con todos los gastos de infraestructuras.

 

Desde el Ayuntamiento de Huesca confirmaron que ha habido conversaciones "informales" sobre la posibilidad de ocupar la plaza de López Allué, pero también dejaron claro que hasta el pasado viernes no había llegado aún ninguna petición formal. Con todo, mostraron su disposición a facilitar cualquier solicitud en este sentido que llegue desde el TSJA.

El antecedente del Yak-42

La segunda opción que se sigue barajando es el Palacio de Congresos de Huesca, cuya ventaja es que ya dispone de los medios tecnológicos necesarios para dar cobertura a un acontecimiento tan mediático. En Aragón hay un antecedente similar muy reciente, el juicio civil celebrado en 2006 por el accidente aéreo del Yak-42, que se llevó a la feria de muestras de Zaragoza por falta de espacio.

 

Desde el TSJA contactaron hace ya unos meses con el Ayuntamiento para que les hiciera un presupuesto de lo que podría costarles el alquiler de la sala de ponencias para la celebración de la vista y de la sala polivalente para dar cabida a los medios de comunicación previstos. La oferta fue inicialmente descartada, aunque hace unos días se volvió a recuperar e incluso algunos responsables judiciales hicieron una visita al Palacio de Congresos.

 

Además de estas opciones, existe una tercera en la 'recámara', pero desde el TSJA prefirieron no desvelar su ubicación. Lo que parece claro es que no es de titularidad municipal ya que fuentes del consistorio negaron haber negociado el uso de otro edificio que no fuera el Palacio de Congresos.

 

Las dudas se despejarán mañana, cuando acaba el plazo de acreditación ya que hasta entonces no se sabrá realmente qué necesidades de espacio hay. Por último, desde el TSJA insistieron en que todas estas incógnitas son consecuencia únicamente de su deseo de que los medios "trabajen en las mejores condiciones posibles".

Etiquetas