Aragón construirá pisos de alquiler asequible en 40 pueblos con gran presión turística

El consejero Octavio López ultima un listado con “centenares” de viviendas para iniciar las primeras promociones en otoño. El Ministerio anuncia un plataforma estatal para controlar el fraude en el arrendamiento vacacional.

El consejero de Vivienda de la DGA, Octavio López, en la sectorial celebrada en el Ministerio
El consejero de Vivienda de la DGA, Octavio López, en la sectorial celebrada en el Ministerio
DGA

El Gobierno de Aragón impulsará con fondos propios la construcción de “centenares” de viviendas públicas de alquiler asequible en 40 pequeños municipios que soportan una gran presión inmobiliaria por el turismo. Así lo ha adelantado este viernes el consejero del ramo, Octavio López, tras la conferencia sectorial celebrada en Madrid. En dicho encuentro, la ministra Isabel Rodríguez ha anunciado la puesta en marcha de una plataforma estatal donde deberán registrarse todos los alojamientos del país destinados al arrendamiento vacacional con el objetivo de facilitar la lucha contra el fraude.

El Ministerio ha citado a las comunidades autónomas para abordar el fenómeno de los pisos turísticos, que en algunos territorios del país supone un grave problema para el acceso a la vivienda, en especial de los más jóvenes, al restar oferta para el uso residencial y elevar los precios del mercado. Rodríguez ha apostado por dar una “respuesta conjunta” entre todas las administraciones.

De momento, la ministra ha anunciado la puesta en marcha de una plataforma de registro, tal y como reclamaba la Unión Europea, para mejorar el control del sector de pisos turísticos, que en muchas grandes ciudades y zonas de atractivo vacacional sufre el fraude de miles de viviendas sin licencia ni control.

El representante aragonés, Octavio López, ha calificado esta medida como “razonable y correcta”, aunque ha lamentado que en el encuentro no se hayan abordado otro tipo de soluciones “estructurales” para dar respuesta a la falta de acceso de vivienda o a la presión que sufren los municipios más turísticos.

En este sentido, el consejero de la DGA ha defendido que en Aragón no existe un problema con este tipo de viviendas de alquiler, ya que representan apenas el 0,5% del parque inmobiliario, con 3.800 licencias, aunque en algunos pueblos, en especial de la provincia de Huesca, suponen un gran impedimento para los vecinos y trabajadores.

Por ello, la DGA ultima un programa de construcción de pisos públicos de alquiler centrado en las localidades más turísticas -quedan excluidas las de mayor tamaño, que se beneficiarán de otros planes-, en las que la oferta inmobiliaria se está viendo seriamente resentida.

López no ha querido desvelar todos los detalles del proyecto, que se conocerá antes de agosto, pero ha avanzado que llegará a 40 localidades, entre las que estarán Benasque, Canfranc, Sallent de Gállego y Albarracín. Tampoco ha concretado el número de viviendas, más allá de indicar que serán “algunos centenares”.

La financiación correrá a cargo del Gobierno de Aragón y las promociones se agruparán en lotes de “cinco o seis municipios” que se comenzarán a lanzar a partir de octubre, según ha explicado el consejero. “Hacemos una apuesta clara y contundente por esas comarcas donde va muchísima gente a disfrutar del turismo pero en las que también va mucha gente a trabajar y no tiene vivienda donde alojarse”, ha resumido.

Finalmente, y en sintonía con el discurso crítico de las comunidades gobernadas por el PP, el representante aragonés ha transmitido a la ministra que “la apuesta de Aragón pasa por intervenir en el mercado, pero de manera propositiva, no limitando ni cercenando derechos a los propietarios que quieren obtener una rentabilidad lícita de sus inmuebles, sino inyectando vivienda pública de alquiler a precio asequible para contribuir a equilibrar los precios y estabilizar la oferta”.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión