Marcha en Zaragoza pro Palestina: "Cada niño muerto, es un hijo nuestro"

Decenas de personas han participado en una protesta en la que las mujeres han llevado muñecos envueltos en sábanas blancas en representación de los menores fallecidos en la guerra.

Una de las jóvenes que ha participado en la marcha este miércoles por el centro de Zaragoza
Una de las jóvenes que ha participado en la marcha este miércoles por el centro de Zaragoza
Javier Cebollada/EFE

Decenas de personas han protagonizado este miércoles una movilización en Zaragoza en contra del “genocidio” en Gaza en la que las mujeres han llevado muñecos envueltos en sábanas blancas que simulaban los cadáveres de los menores "asesinados" en la guerra. La marcha ha comenzado a las 19.00 en la Glorieta de Sasera y ha concluido junto al estanque del campus universitario de San Francisco, donde desde el pasado fin de semana está instalada una acampada en la que pernoctan cerca de medio centenar de alumnos.

El acto ha sido convocado por la Casa Palestina de Aragón y la Campaña de Aragón con Palestina coincidiendo con el 76 aniversario de la Nakba (catástrofe en árabe), que recuerda cada 15 de mayo la expulsión forzosa o la huida de sus tierras de unos 700.000 palestinos -la mayoría de la población de preguerra- debido a la acción de milicias judías en la guerra árabe-israelí de 1948.

“Cada niño muerto, es un hijo nuestro”, “Hola, hola, Palestina no estás sola”, “Israel asesina, Europa patrocina” y “Palestina vencerá, no es una guerra, es un genocidio” son algunos de los lemas que se han coreado al paso por la Gran Vía. Tres hermanas, Fátima, Mariam y Marwa Abiat, de 16, 14 y 13 años, respectivamente, llevaban la voz cantante altavoz en mano. “Cuando veo como está mi país se me desgarra el alma. Estos días me siento hasta culpable cuando voy al instituto porque sé que la gente de mi edad en Palestina no tiene esta oportunidad”, explicaba Marwa, que vestía la indumentaria tradicional de su país de origen.

Mª Ángeles Carriel, de 78 años, de la asociación de vecinos del barrio La Paz también se ha sumado. “Estoy indignada de que no se pueda parar ni la guerra ni a Netanyahu que es capaz de decir que a él nadie le va a juzgar por los crímenes de guerra”, decía.

Decenas de personas han participado en una protesta en la que las mujeres han llevado muñecos envueltos en sábanas blancas en representación de los menores fallecidos en la guerra.
Decenas de personas han participado en una protesta en la que las mujeres han llevado muñecos envueltos en sábanas blancas en representación de los menores fallecidos en la guerra.

Una vez en el campus de San Francisco, una palestina afincada en Zaragoza desde hace 19 años, Reema Souqy, ha leído un manifiesto en el que ha afirmado que en este día de la Nakba se conmemoran “76 años de violaciones de derechos humanos y apartheid”. Ha reclamado “los legítimos derechos del pueblo palestino, el fin del genocidio y el retorno a nuestra tierra”.

Además, ha exigido a la comunidad internacional “el fin del comercio de armas con Israel y la ruptura de relaciones con el estado sionista”. Por último, ha agradecido a los aragoneses y en especial a la comunidad estudiantil que estos días acampa en el corazón de la ciudad universitaria su “apoyo y solidaridad”.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión