Aragón
Suscríbete

entrevista 

Comandante Alejandro Fernández Candela: “Lanzamos la carga de alimentos en una zona despoblada de Gaza”

El oficial del Ala 31 destaca que era una operación internacional en la que participaban Jordania e Israel para facilitar el envío humanitario y España eligió el lugar.  

El comandante Alejandro Fernández Candela, en uno de los A400M que acudieron a Gaza la semana pasada.
El comandante Alejandro Fernández Candela, en uno de los A400M que acudieron a Gaza la semana pasada.
Alejandro Fernández Candela

El comandante Alejandro Fernández Candela (Zamora, 1983), que lleva casi cinco años en el Ala 31 de la Base Aérea de Zaragoza, ha relatado que en la misión de la pasada semana lanzaron más de 11.000 raciones de alimentos alrededor de la capital de Gaza, en una zona deshabitada, dentro de una operación multinacional liderada por Jordania en base a un acuerdo entre Jordania e Israel.

¿Con qué experiencia contaba en el Ala 31 para afrontar la operación en Gaza?

Voy a hacer el quinto año en el Ala 31 como jefe de escuadrón y estamos en todo este tipo de acciones, que es lo bueno y malo de esta unidad. Antes estuve en el Grupo 47, donde piloté los aviones de transporte Boeing 707, y de allí me moví al Ala 35, con el C-295, donde estuve en varios destacamentos en África.

¿También estuvo en Afganistán, cuando salvaron a 2.200 afganos en agosto de 2021, en un despliegue histórico para el nuevo avión A400M?

Efectivamente, también estuve también en Afganistán.

¿Qué hacía falta asumir la misión de Gaza y sobrevolar el territorio en plena guerra y lanzar 11.000 raciones para los palestinos?

Esta misión era muy distinta (de las anteriores). Era la primera vez que hacíamos un lanzamiento de cargamento real. El Ejército del Aire de España se estrenaba en esta operación. La base del éxito ha sido el adiestramiento y entrenamiento que hacemos cada día en los alrededores de Zaragoza, como en Ablitas (el aeródromo) y el polígono de tiro de Bardenas para lanzar cargas. No es fruto del Ala 31 únicamente sino que nos apoyan muchas unidades y nos ha permitido realizar esta operación porque los lanzamientos son muy complejos.

Los veinte militares del Ala 31, el EADA y del Ejército del Aire que participaron en la operación de Gaza la semana pasada.
Los veinte militares del Ala 31, el EADA y del Ejército del Aire que participaron en la operación de Gaza la semana pasada.
Ala 31-EADA

Había bastante riesgo en la zona por la hambruna y la necesidad de alimentación. ¿Cómo vivieron esa operación sobre Gaza?

La operación multinacional estaba liderada por Jordania, que llevaba la batuta, y se encargaba de coordinar todos los medios de los países que querían ayudar, buscando el visto bueno de Israel. El Mando de Operaciones (dependiente del Jefe del Estado Mayor de la Defensa) posicionó un equipo de tres personas que fue a Jordania durante el fin de semana (23-24 de marzo) antes de nuestra llegada (26 de marzo) para entrar en los planeamientos que se realizaban a 72 horas vista. Cada país solicitaba el día en el que quería lanzar y las zonas preseleccionadas. Así los países estudiaban estas zonas y, en base a un análisis de edificaciones, posibles aglomeraciones de gente etcétera, se valoraba y elevaba para autorización. Nosotros elegimos las zonas más grandes porque queríamos poner el máximo de carga, en el menor tiempo posible. Eran zonas previamente usadas por los Belgas que también usaron sus A400M. La idea era que aunque la carga saliera mal (no abriera el paracaídas), esta no cayese en zona habitada.

¿Jordania facilitó el envío del material y lo fundamental era que no hubiera más víctimas en el lanzamiento?

Jordania facilitó unas zonas que establecieron ellos a través de sus mecanismos, ya que son países limítrofes. Coordinaron esos puntos y luego cada país, tras su estudio y valoración, solicitaban los más idóneos. Se eligieron las mismas zonas que los belgas porque eran las de mayores dimensiones y ellos utilizaron sus A400M, que junto a los C17 de Estados Unidos han sido los aviones más grandes utilizados en esta operación

¿Hicieron un vuelo a Jordania y al día siguiente se lanzaron en paracaídas sobre la población?

Fuimos a Jordania el martes día 26. Pero la carga había llegado a Zaragoza el anterior fin de semana y había que prepararla sobre los palés, colocar los paracaídas y atarla, tarea de la cual se ocuparon nuestros compañeros del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA). El martes los dos aviones despegaron a Jordania para preposicionarse. El miércoles día 27 fuimos a primera hora a un ‘briefing’ de coordinación entre los países, en el cual te dan la autorización para la lanzar o no. Nos dieron el ‘go’ a las zonas que habíamos elegido y esa misma mañana fuimos a los aviones, entramos en el “flow” establecido de aviones, puntos y tiempos para cumplir con nuestra hora de lanzamiento.

El comandante Alejandro Fernández Candela (a la derecha).
El comandante Alejandro Fernández Candela (a la derecha).
H. A.

¿Qué riesgos afrontaron en estos vuelos ?

Los dos aviones A400M volaron en formación cerrada y lanzaron a una milla de separación. Lanzamos juntos y en la misma zona.

¿El lugar por donde se lanzaban era una zona clave donde no había población para superar el peligro de otros envíos?

Era una zona de las zonas más despobladas que estudiamos. En la franja de Gaza no hay un lugar aislado sin población, pero el elegido estaba a las afueras de la ciudad de Gaza, donde no había aglomeración de personas ni de edificaciones-

¿Cuántos militares del Ala 31 acudieron a esta operación?

Fuimos unos veinticinco entre los dos aviones. La mayoría éramos del Ala 31, cinco del EADA y uno del Mando de Operaciones, 1 de la Jefatura de Movilidad Aérea y dos del Estado Mayor del Aire.

Europa Press

¿Este vuelo era muy singular?

Sí, era un vuelo muy distinto. Aunque todos los escenarios son cambiantes y no sabes lo que puede ocurrir. En este no sentíamos amenazas en los aviones, pero sí la preocupación de que nos  autorizaran las zonas aprobadas y no causar daños de ningún tipo. Es decir que las cargas llegarán a la población y para ello se decidió lanzar la máxima carga en el menor tiempo posible, por lo que usamos dos aviones en lugar de hacer dos rotaciones.

¿Cabían esas 11.000 raciones en un avión A400M?No. Necesitábamos usar los dos aviones, pero se podían llevarlas en dos rotaciones u otras opciones. Para llevar tanta carga en tan poco tiempo la mejor opción fue como lo hicimos.

¿Están satisfechos con este envío de alimentos y creen que van a llevar más?

Estamos satisfechos, hemos cumplido la misión en tiempo y forma.

¿Puede haber más envíos?

No lo sabemos. El ambiente internacional es cambiante y nosotros nos movilizamos porque el Ministerio de Defensa y nuestro Gobierno así lo decidió, y para eso estamos. Lo que sea, donde sea y cuando sea.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión