Aragón
Suscríbete

Historia del albergue: de 2.000 transeúntes en Zaragoza en 1989, a 163 sintecho 34 años después

Por el centro municipal han pasado este año 1.249 hombres y 150 mujeres y el servicio gratuito de ducha supera las 17.800.

REPORTAJE SOBRE EL ALBERGUE DE ZARAGOZA 14-12-2023 FOTO FRANCISCO JIMENEZ [[[FOTOGRAFOS]]]
Pertenencia de alojados en el albergue, en las instalaciones.
Francisco Jiménez

El albergue de Zaragoza abrió sus puerta el 25 de septiembre de 1989. Más de dos mil personas deambulaban por aquel entonces por las calles de la capital aragonesa. Los transeúntes, que procedían de las zonas más pobres de España, Andalucía y Extremadura principalmente, carecían de formación cultural y laboral y tenían un fuerte desarraigo, obligaron al Ayuntamiento de Zaragoza a buscar soluciones. En la ciudad, a caballo entre Madrid y Barcelona, se superaba, y con creces, la media española. 

Con las palabras "esto no es un hotel de cinco estrellas" inauguraba Antonio González Triviño, entonces alcalde, el centro municipal. La rehabilitación del antiguo convento de San Agustín para alojar el albergue había suscitado quejas de los vecinos de la zona, porque consideraban que implicaba traer "gente deteriorada" a una zona ya deteriorada de por sí. 

Así contó Heraldo la inauguración del albergue.
Así contó Heraldo la inauguración del albergue.
Heraldo

Antes de que se pusieran en servicio las 60 camas para hombres y 20 para mujeres, se llevaba ofreciendo un servicio de duchas, aseo y peluquería varios años. Servicios básicos que se mantienen también ahora. En lo que va de año, 17.800 personas han utilizado las duchas, que están abiertas a cualquier usuario, ya viva en la calle, o duerma en un sofá alquilado. En el centro municipal se han alojado este año 1.249 hombres y 150 mujeres.

La zona donde se edificó el albergue atesora una gran carga histórica y cultural. Allí se encontrado restos íberos, romanos y musulmanes, además de haber sido lugar de asentamiento de la Orden de San Francisco y de San Agustín, a la que pertenecen los restos del siglo XVII que aún se conservan. Se trata de un conjunto edificado en el siglo XIV sobre el solar del antiguo convento franciscano, que fue ampliado y reformado primero en el siglo XVI (sacristía, biblioteca y nuevo claustro) y posteriormente en los siglos XVII y XVIII. En 1978 el recinto pasó a ser propiedad municipal, en malas condiciones de conservación por su estado de abandono. A finales de la década de los ochenta, parte del antiguo cuartel de San Agustín fue rehabilitado como albergue. Sin embargo, otros restos del convento siguen en estado de abandono.

Con las obras que se ejecutarán a partir de Reyes, que costarán 4,3 millones y durarán 16 meses, se ampliará el albergue con 923 metros cuadrados de superficie útil, dedicada al personal que realiza la atención social a las personas sin hogar, y a espacios polivalentes para actividades vinculadas al Plan Social de Primera Oportunidad. El nuevo edificio de recepción, de 949 metros cuadrados útiles, se levantará en tres plantas -sótano, baja y cubierta- y permitirá mejorar el control y la atención a los usuarios, con un área de acogida y servicios. También se construirá un nuevo espacio de emergencias, para ofrecer alojamiento a cualquier persona ante inclemencias meteorológicas u otro tipo de situaciones de urgencia, sustituyendo las actuales estructuras prefabricadas por unas instalaciones de mayor calidad y confort.

Así quedará la entrada al albergue.
Así quedará la entrada al albergue.
Heraldo

La Zaragoza de 1989 nada tiene que ver con la de 2023. La cifra de personas de sin hogar, los transeúntes de entonces, se limita ahora a 163, 140 hombres, 18 mujeres y cinco personas cuyo sexo no se ha podido determinar, aunque ha repuntado un 30% en el último año. Sacarlos de la calle es un triunfo . "Cuando alguno se reinserta es una satisfacción, la verdad es que sí", dice Juanma Harto, director del albergue. Pero recuerda que ellos no imponen, sino que aconsejan, acompañan y cuidan de los que se dejan cuidar. 

Cita, a modo de ejemplo, a la mujer de edad avanzada, portuguesa, que dormía bajo un puente en Santa Isabel y llegó al albergue, a través del servicio de chabolismo, repartiendo besos para todos. Y allí sigue, regalado sonrisas. El jueves tomaba el sol de otoño en el patio, jugueteando con un gatito de ganchillo y con un gorro cuya procedencia no acertaba a explicar. Despistada, había extraviado su bolso. Otra de las alojadas a lo encontró, y se lo dio al director para que lo guardara. 

REPORTAJE SOBRE EL ALBERGUE DE ZARAGOZA 14-12-2023 FOTO FRANCISCO JIMENEZ [[[FOTOGRAFOS]]]
Patio del albergue municipal.
Francisco Jiménez

¿Es el albergue un lugar conflictivo? Hay un reglamento a cumplir y una patrulla de la policía. "Aquí la gente tiene cierto nivel de estrés, de inseguridad. Algunos toman sustancias, otros tienen enfermedades mentales. Si lo juntas todo, en algún momento puede haber conflicto. Es un riesgo que tenemos asumido y valorado, pero no hay incidencia de ningún tipo", explica Juanma Harto.

Postales con corazón

El Ayuntamiento de Zaragoza felicitará la Navidad con 700 postales elaboradas por mujeres del albergue en talleres ocupacionales del plan social de Primera Oportunidad. Rememoran Alicia en el país de las Maravillas. Las autoras, que las han realizado de forma artesanal, se las entregaron el lunes a la concejala de Acción Social, Marian Orós. Y visitaron la planta noble del Ayuntamiento, todo un acontecimiento para ellas y un paso de gigante en su reinserción.

Mujeres del albergue, con la concejala Marian Orós.
Mujeres del albergue, con la concejala Marian Orós.
Ayuntamiento

Las tarjetas van a ser distribuidas entre las entidades que colaboran con el Ayuntamiento a través del Consejo Sectorial de Acción Social y de las convocatorias de subvenciones municipales de acción social y de cooperación al desarrollo.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión