Aragón
Suscríbete por 1€

Tercer Milenio

La empresa aragonesa Bitbrain crea una diadema textil que mide la actividad cerebral con precisión médica

Esta tecnología se presenta en el Consumer Electronics Show de Las Vegas.

Equipo de Bitbrain –Luis Montesano, María López y Javier Mínguez–, con la nueva ‘Neuro band’.
Equipo de Bitbrain –Luis Montesano, María López y Javier Mínguez–, con la nueva ‘Neuro band’.
José Miguel Marco

Causar impacto en la sociedad y que las tecnologías no se queden "en un cajón de la universidad", sino que lleguen a la casa de la gente fue la motivación que, hace doce años, llevó a María López y Javier Mínguez a crear la empresa Bitbrain. Con la nueva ‘Neuro band’, que fusiona tecnología y neurociencia en una prenda de vestir que se convierte en un equipo médico, comienzan el camino para llevar diagnóstico y tratamientos neurológicos a casa del paciente.

Esta primera prenda de vestir capaz de medir la actividad cerebral se presenta esta semana en el Consumer Electronics Show de Las Vegas. El Consejo de Innovación de la Comisión Europea la ha seleccionado como una de las 20 innovaciones más prometedoras.

Javier Mínguez, cofundador y director científico de Bitbrain, destaca el carácter disruptivo de una tecnología que busca acercarse al usuario: "El reto es que sea tan fácil de colocar y de aceptar que una persona mayor con predemencia lo utilice", señala. Por eso han optado por una prenda de vestir, una diadema como la que usan los tenistas que se coloca en la frente y monitoriza la señal eléctrica que emite el cerebro. Algo tan fácil de llevar que abre la puerta a medir la actividad cerebral en situaciones y entornos cotidianos. "La aplicación de inteligencia artificial (IA) también es clave", añade el director tecnológico, Luis Montesano. Gracias a esta tecnología se consigue el gran volumen de datos que necesitan los algoritmos de IA para hacer predicciones.

La 'neuroband' de Bitbrain es una prenda de vestir, una diadema como la que usan los tenistas que se coloca en la frente y monitoriza la señal eléctrica que emite el cerebro.
La 'neuroband' de Bitbrain es una prenda de vestir, una diadema como la que usan los tenistas que se coloca en la frente y monitoriza la señal eléctrica que emite el cerebro.
José Miguel Marco

Además, al librarse de los plásticos y metales del resto de dispositivos y pasar a industria textil –incluso los sensores están bordados con hilo conductor– se reducen los costes de fabricación entre 5 y 10 veces. Pero el mayor desafío es conseguir que la calidad de los datos sea médicamente fiable.

Durante más de cinco años, Bitbrain ha investigado para "levantar este equipo textil a producto sanitario" y, para otoño de este año, esperan tener la certificación médica aprobada por las autoridades sanitarias de la Unión Europea y Estados Unidos. Para llegar hasta aquí han realizado unas 350 sesiones de medidas con personas sanas de todas las edades, tanto electroencefalogramas (EEG) en vigilia como polisomnografía durante el sueño. "En total hemos analizado alrededor de 1.640 horas de mediciones", precisa Mínguez. A nivel científico, están en fase de publicación de los resultados y, en colaboración con el Hospital Miguel Servet de Zaragoza y el Instituto de Investigación Sanitaria Aragón, han diseñado los ensayos clínicos con pacientes de neumología, neurofisiología, neurología y psiquiatría que demostrarán la relevancia que tiene este avance en medicina. Comenzarán en febrero.

Los estudios de sueño podrán hacerse en casa en lugar de en el hospital gracias a esta tecnología
Los estudios de sueño podrán hacerse en casa en lugar de en el hospital gracias a esta tecnología
Bitbrain

El alto porcentaje de población afectada por problemas de sueño, deterioro cognitivo, demencia, ictus... hace que haya "una necesidad real de herramientas de diagnóstico y tratamiento que supongan un menor coste a los sistemas de salud", asegura María López, cofundadora y CEO de Bitbrain. Por eso esperan que su ‘Neuro band’ tenga por delante un mercado grande y atractivo, "en línea con la tendencia hacia el hospital líquido o sin barreras, pues permitirá hacer pruebas y tratamientos en casa del paciente, sin ir al hospital". El modelo de negocio no es vender tecnología, sino prestar el servicio: enviar los dispositivos a casa de los pacientes y mandar los datos al médico.

Esta tecnología, llevada a domicilio, "abre una ventana a procesos neurológicos que podemos medir", explica Montesano. Medir y aplicar, por ejemplo, en neurorrehabilitación, gracias a la neuroplasticidad del cerebro, que es capaz de reaprender. Medir y detectar biomarcadores ya identificados que alertan tempranamente de la aparición de una enfermedad, por ejemplo el deterioro cognitivo leve, y tener la oportunidad de aplicar una medicina personalizada con énfasis en la prevención.

La evolución del dispositivo

Equipo de electroencefalograma portátil de la empresa Bitbrain para hospitales e investigadores en neurociencias
1

2015-Un gorro con cables

Equipo de electroencefalograma portátil para hospitales e investigadores en neurociencias que, en vez de gel conductor, funciona con agua del grifo. Se necesita a un experto para colocarlo en alrededor de cuatro minutos.

Bitbrain logra hacer equipos secos que no necesitan la aplicación de sustancias conductoras
2

2017-En seco

Bitbrain logra hacer equipos secos, que no necesitan la aplicación de sustancias conductoras, y son más cómodos. Se colocan de forma autónoma en unos dos minutos.

Creado por Bitbrain, es el único equipo de encefalografía del mundo que se puede poner con una sola mano.
3

2018-En casa

Único equipo del mundo que se puede poner con una sola mano. En Alemania se ensaya su uso para rehabilitación tras accidente cerebrovascular.

Neuroband creada por Bitbrain
4

2022-Tecnología textil

Una simple banda capta la actividad cerebral gracias a cinco sensores bordados con hilo conductor. Un pequeño amplificador integrado en la prenda de vestir digitaliza y transmite la señal cerebral a un dispositivo móvil.

Pacientes que ‘aprenden’ a mejorar su memoria

Estas neurotecnologías que se pueden llevar puestas abrirán una ventana a nuevas intervenciones terapéuticas que se van a explorar en los ensayos clínicos que comienzan en febrero. El psiquiatra Antonio Lobo avanza que, en muestras de pacientes con deterioro cognitivo leve o incluso en estadios iniciales de la enfermedad de Alzheimer, se verá hasta qué punto es posible mejorar su memoria haciendo que el paciente ‘aprenda’ el modo de activar unos patrones de actividad cerebral específicos

Jorge de Francisco Moure, del Servicio de Neurofisiología del Servet, indica que, tras validar que el material textil registra con igual calidad que un electroencefalograma convencional y que la gente es capaz de colocárselo sin supervisión, se probará un nuevo tratamiento de neuromodulación durante el sueño para consolidar la memoria. 

Desde el Servicio de Neurología del Servet, Pedro Modrego añade que en pacientes con alzhéimer en fases tempranas, la estimulación cognitiva puede mejorar la retención y el aprendizaje. La innovación de este proyecto, señala, "es incorporar una técnica de ‘feed-back’ que sería el propio registro del electroencefalograma del paciente en tiempo real".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión