Aragón
Suscríbete por 1€

Las oficinas comarcales y municipales de consumo han atendido a casi 8.000 usuarios en lo que va de año

La consejera aragonesa de Ciudadanía y Servicios Sociales, María Victoria Broto, ha sido la encargada de inaugurar la jornada que a nivel nacional se desarrolla en Sariñena.

María Victoria Broto, en la inauguración de la XXI Jornada de Información sobre Consumo en los Municipios.
María Victoria Broto, en la inauguración de la XXI Jornada de Información sobre Consumo en los Municipios.
Patricia Puértolas

Las oficinas comarcales y municipales de consumo de Aragón han atendido a alrededor de 8.000 usuarios en el primer semestre del año, resolviendo directamente casi el 90% (88,66%) de las demandas de los aragoneses, sobre todo con la información suministrada y a través de la mediación.

El dato ha sido señalado este martes por la consejera aragonesa de Ciudadanía y Servicios Sociales, María Victoria Broto, que ha sido la encargada de inaugurar la XXI Jornada de Información sobre Consumo en los Municipios. La actividad, que se prolongará hasta este miércoles, se celebra en Sariñena, con la participación de alrededor de un centenar de responsables municipales, técnicos, agentes sociales y representantes de colectivos de todo el país.

Su objetivo es analizar y debatir diferentes temas de actualidad, a través de ponencias y mesas de debate sobre las desigualdades en las relaciones de consumo, la agroecología, la sostenibilidad y el desarrollo en el territorio o el comercio de proximidad, los medios de pago y los fraudes bancarios.

Para Broto, la jornada organizada es un ejemplo de trabajo para el conjunto del territorio nacional, al poner en valor la labor diaria de las oficinas comarcales y municipales de consumo, que, según ha dicho, «permiten llegar al conjunto de la población». A ello, hay que sumar las actividades de formación que se realizan de forma periódica, los folletos de fácil lectura o las acciones de concienciación dirigidas a las empresas, con el fin de que afiancen su «compromiso» con el consumidor. «Los ciudadanos tienen derecho a recibir productos y servicios de calidad y en caso contrario, deben saber que estamos a su lado para garantizarlos», ha indicado.

La jornada ha sido organizada por la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), en colaboración con el Gobierno de Aragón, la Comarca de Los Monegros y el Ayuntamiento de Sariñena. De su estructura, Broto ha destacado especialmente su formato «abierto y multidisciplinar», lo que permite abordar de una manera técnica y, al mismo tiempo, participativa las novedades en la sociedad de consumo y los derechos de las personas consumidoras.

De igual modo, poniendo el foco en el territorio de acogida, Broto ha alabado la labor de la Oficina Comarcal de Información al Consumidor de Los Monegros, que ha realizado más de 500 atenciones en lo que va de año. Al igual que a nivel regional, un alto porcentaje de las consultas tuvieron relación con las compañías de telecomunicaciones, la energía eléctrica, el comercio electrónico y los bancos.

El presidente de la Comarca, Armando Sanjuan, ha reconocido que se trata de un servicio «esencial», que, según ha dicho, «contribuye en gran medida a romper la brecha entre medio rural y urbano y nos iguala en derechos». «A través de este servicio, la Comarca de Los Monegros -ha subrayado- juega un papel primordial en la protección y defensa de los consumidores y usuarios en el medio rural, ya que se realiza una gran labor, a través de un trato personalizado».

Durante la jornada, dos empresarios monegrinos, Laura Marcén, jefa de ventas de Ecomonegros, y José Manuel Ayuda, responsable del parque de ocio y aventura Monegros-Tardienta, han protagonizado una de las mesas de debate, dedicada a agroecología, sostenibilidad y desarrollo en el territorio. Desde su experiencia, ambos han hablado de la calidad y cercanía como claves de sus negocios.

La empresa Ecomonegros, que está ubicada en la localidad de Leciñena, ha sido desde su origen un ejemplo de buenas prácticas en alimentación y sostenibilidad. De hecho, ha recuperado el cultivo de la variedad local del Trigo Aragón 03, que, en lugar de exportar, utiliza para la elaboración y distribución de productos, fundamentalmente pan y repostería. «Nosotras representamos una forma de consumo diferente, un consumo sostenible, al apostar por una variedad adaptada al territorio y después, por su transformación y distribución en nuestro entorno», ha dicho Marcén.

Por su parte, José Manuel Ayuda ha realizado un repaso a sus 30 años de andadura empresarial, destacando su apuesta por productos innovadores y vinculados al territorio, entre los que figura la única cosechadora turística del mundo o el reconocido hotel cueva. Algunos de ellos han sido imitados con éxito.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión