Aragón
Suscríbete por 1€

sanidad

Detenido tras amenazar a una médica y una enfermera del centro de salud de Casetas

El joven acudió el sábado por la tarde al ambulatorio después de que su abuela falleciera cuando se desplomó en la calle.  

Centro de Salud del barrio de Casetas.
Centro de Salud del barrio de Casetas.
Heraldo.es

Las agresiones a sanitarios siguen al alza tras sumarse este fin de semana un nuevo caso, en esta ocasión, en el centro de salud de Casetas. El pasado sábado, un joven fue detenido después de haber agredido físicamente a la médica y verbalmente a la enfermera que acudieron al auxilio de su abuela, que se había desvanecido en el portal de su vivienda, a causa de un paro cardiaco, por el que finalmente falleció.

Durante la tarde del sábado, los profesionales del centro de salud recibieron una llamada del 061 alertando de que una señora había perdido el conocimiento, pero asegurando que eran las "terceras" a las que llamaban y que la ambulancia "estaba ya en marcha". Al llegar, los profesionales de la uvi móvil ya le estaban practicando las correspondientes maniobras de reanimación, y los familiares de la víctima les comenzaron a increpar por la "demora" en su llegada. Desde el centro de salud defienden que apenas tardaron unos siete minutos, mientras que la familia de la fallecida critica que fue más de media hora y que la doctora, en medio de los reproches, les hizo una "peineta".

Dada la hostilidad generada y que la paciente ya estaba siendo tratad, las sanitarias del centro de salud, siguiendo las indicaciones de los especialistas de la uvi, regresaron al ambulatorio. Sin embargo, ahí no terminó el problema.

Fue alrededor de media hora después cuando el nieto de la mujer fallecida acudió al centro de salud y "a patadas" forzó la puerta de urgencias. Logró entrar a la consulta, donde estaban atendiendo a una señora, que "salió despavorida". "Mi abuela está muerta por vuestra culpa", gritaba el joven, según apuntaron desde el centro de salud. Y, en medio de varias amenazas, le tiró el ordenador encima a la doctora, y posteriormente la mesa. "Las consultas son una ratonera, no tenemos por donde escapar", lamentaron.

Tras ello, el joven se fue y unas horas más se procedió a su detención. "Y ya está en la calle", criticaron, al tiempo que recordaron que ya era reincidente, puesto que hace un tiempo "rompió la otra puerta del centro de salud, pero al ser decisión de la Administración, no se denunció". Aseguraron que no hace mucho se produjo otra agresión física al personal del ambulatorio y que verbales hay "todos los días". Por ello, llevan un tiempo reclamando a gerencia que pongan cámaras y personal de seguridad, además de que se contrate a un enfermero más para las guardias. "Así estaríamos dos médicos y dos enfermeros, por lo que cuando hubiera una emergencia, no se quedaría sola una persona en el centro", enfatizaron.

273 agresiones en Aragón

La familia de la fallecida reconoció que el joven no actuó correctamente, pero denuncian el retraso en la asistencia. Además de que, según apuntaron, el cadáver de la mujer tuvo que permanecer hasta la medianoche en el portal de la vivienda porque la facultativa "se negó a firmar el parte de defunción". "La Guardia Civil tuvo que estar custodiándolo hasta que vino el juez de guardia y la Sangre de Cristo", subrayaron. En este sentido, aseguraron que contactarán con otras familias afectadas para intentar que cambien a la doctora de ambulatorio.

Hasta el pasado agosto, en Aragón se han notificado 273 agresiones, cuando el año pasado se produjeron 266 en el mismo periodo, según los últimos datos facilitados por el Departamento de Sanidad. De ellos, el 40,6% (111) han sido físicas y el resto verbales. Los han sufrido 220 mujeres, que representan el 80,5%, y 53 hombres, el 19,5%. Las organizaciones colegiales de enfermería y medicina denunciaron los hechos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión