Aragón
Suscríbete por 1€

Aragón

El Congreso avala la reforma del Estatuto de Aragón que acaba con los aforamientos

La cuarta modificación de la norma autonómica, que también blinda la representatividad política de Teruel, logra el respaldo de la Cámara Baja.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, recibe a la delegación aragonesa
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, recibe a la delegación aragonesa
Enrique Cidoncha

El consenso alcanzado en las Cortes de Aragón el pasado mes de junio para aprobar la cuarta reforma del Estatuto de Autonomía se ha visto reflejado este martes en el Congreso de los Diputados. La modificación, que acaba con el aforamiento de los diputados en la Comunidad y blinda la representatividad política de Teruel por mucha población que pierda, ha concitado el apoyo de todos los grupos de la Cámara Baja. Es el penúltimo paso -aún deberá pasar por el Senado- para refrendar unos cambios que se estrenarán en la próxima legislatura y que se impulsan coincidiendo con el 40 aniversario del texto que permitió “alcanzar un desarrollo y una prosperidad impensables”.

Minutos antes de comenzar la sesión, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha recibido a la delegación aragonesa, formada por representantes de todos los partidos y encabezada por el presidente de las Cortes, Javier Sada. Una vez dentro del hemiciclo, tres portavoces de la Comunidad han defendido la modificación desde el estrado: Arturo Aliaga (PAR), Mar Vaquero (PP) y Beatriz García (Cs).

Tanto ellos como los portavoces parlamentarios de cada grupo del Congreso que han participado en el debate han destacado la “arraigada cultura de pactos” de Aragón y la importancia del Estatuto como “motor” de la Comunidad, palanca para el desarrollo de competencias y refuerzo de una identidad propia dentro del engranaje institucional español. Pero la sesión también ha servido para volver a alertar en Madrid de los problemas de un territorio que sufre como ningún otro la despoblación.

“Esta modificación viene a garantizar, mediante la supresión de los aforamientos, el principio de igualdad ante la ley de todos los aragoneses, despojando de los privilegios a los miembros del Gobierno autonómico y a los diputados de nuestras Cortes”, ha defendido Aliaga, que ha coincidido con la mayoría de los parlamentarios en el “anacronismo” de una figura legal que comienza a desaparecer de la normativa de cada vez más comunidades.

“La eliminación del aforamiento es una obviedad, los representantes políticos no somos más que los ciudadanos, sino que les servimos y nos debemos a ellos”, ha apuntado Mar Vaquero. Su compañero en el Congreso, Eloy Suárez, ha advertido no obstante que “no es entendible que, en función de dónde proceda el diputado, se aplique un régimen u otro”, por lo que ha reclamado al Gobierno central unificar los criterios para todo el país.

En este sentido, tanto los representantes de Ciudadanos como los de Podemos reivindicaron la aprobación de una medida presente en el ideario de las dos formaciones desde su reciente creación. “Hemos apostado desde el inicio por la supresión de los aforamientos por un principio de igualdad, como cauce de regeneración democrática”, dijo García. “La eliminación de privilegios políticos es una de nuestras señas de identidad, es un orgullo que mi tierra sea una de las primeras en llevar a cabo esta reforma”, declaró el portavoz de Podemos, Pablo Echenique.

Mucho por hacer

Idéntico respaldo concitó en la Cámara Baja el acuerdo de las Cortes de Aragón para elevar el suelo de los diputados por provincia a los 14 que tiene Teruel y blindarla así de nuevos recortes de representatividad por el descenso de la población. Durante el debate, las demandas de más inversión para vertebrar el territorio y dotarlo de los servicios necesarios fueron recurrentes.

“Cuando se conoció que Teruel perdería un escaño por población, la rabia de la gente de mi provincia fue máxima, había una sensación de que todo se iba a la capital”, relató el diputado socialista Herminio Sancho. Por eso celebró la modificación estatutaria.

No obstante, los diputados pidieron ir más allá. “La despoblación afecta a todos los niveles y obliga a tomarnos muy en serio la cohesión territorial, a aplicar con decisión políticas vertebradoras para que los ciudadanos se sientan miembros de una comunidad”, dijo el portavoz de Teruel Existe, Tomás Guitarte. “La despoblación no puede suponer la anulación política y de influencia de una provincia”, coincidió el representante de Vox, Pedro Fernández.

Tras la sesión, la delegación aragonesa inmortalizó el acuerdo con un foto de familia en el patio del Congreso en un ambiente de celebración a la espera de la votación telemática y del último paso, la aprobación en el Senado de una modificación que entrará en vigor en la próxima legislatura.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión